¡Por favor! Una navidad sin luces

Religión Digital

La sociedad de consumo prefiere recortar de lo útil, más que de lo inútil
Si pretendemos celebrar las navidades con el derroche arbitrario e insolidario de algo que otros tanto necesitan, nos orientamos en dirección contraria y solo celebraremos el nacimiento de lo antihumano, que irá deshumanizándonos a todos
Madrid gastó el 2020 tres millones y medio en esa iluminación, Barcelona superó los dos millones, con unos cien kilómetros de calles iluminadas. Málaga o Vigo pasaron del millón, al que se acercan muchas otras poblaciones… Multiplique por el número de ciudades y quizá le dará vértigo
Miremos de sacar lo mejor de dentro de nosotros, en lugar de comprar lo mejor de fuera de nosotrosLeer más (José I. González Faus)