Religión Digital

«Este informe enfatiza cómo la estructura social y económica, más allá de la pandemia, lleva décadas generando, sosteniendo y naturalizando el sufrimiento de situaciones de pobreza y exclusión social que son una realidad cotidiana para millones de personas y familias. Una estructura social y económica que genera desigualdad, donde quien se ha quedado fuera tiene casi imposible volver a entrar”, denuncia Natalia Peiro.

«Necesitamos un cambio en el modelo productivo, una sociedad que invierta en cambios tecnológicos que permita condiciones inclusivas y más dignas a toda la población», recalcan los expertos, que instan a abordar «de manera global» la cuestión de la vivienda, para «entender la vivienda como un derecho que se debe asegurar».

Un tercio de los hogares con todos los miembros en paro (600 mil familias) carecen de algún tipo de ingreso periódico que permita una cierta estabilidad.

1,8 millones de hogares (casi la mitad de los que están en exclusión social) sufren el apagón digital, lo que significa que viven la brecha digital de manera cotidiana.

La pandemia ha aumentado la brecha de género: la exclusión social ha crecido más del doble en los hogares cuya sustentadora principal es una mujerLeer más…(Jesús Bastante)

Religión Digital

«A la Iglesia le cuesta abrirse al sacerdocio de la mujer por su instalamiento en una lamentable herencia cultural que hay que superar y que nada tiene que ver con el trato liberador que Jesús mantuvo con las mujeres»

«Espero que el nuevo obispo de Gipuzkoa entienda su responsabilidad más en sintonía con la interpretación que comprende que el poder pasa, por medio de Pedro, a toda la Iglesia»

«Ha llegado la hora de no dejar solo a Francisco cuando nos pide esa gota de participación que, por mínima que nos parezca, cuando se sume a otros miles de millones puede acabar formando un mar»

«El proceso sinodal en el que nos hemos adentrado también nos invita a decir lo que tengamos que decir sobre el sacerdocio de la mujer, la homosexualidad, el celibato obligatorio y otras muchas «patatas calientes» que, diferentes a estas, pueden preocupar a otros cristianos en otras partes del mundo»

(Noticias de Gipuzkoa). Mañana, en la parroquia Dios Nuestro Padre de Benta Berri, el grupo Gipuzkoako Kristauak se va a sumar a la llamada de Francisco para construir una Iglesia sinodal, es decir, una Iglesia pensada, participada y decidida por toda la familia católica, o como dice el Papa, por todos los que tienen el «carnet del bautismo». Este colectivo va a poner en marcha el proceso en Gipuzkoa bajo el lema Una Iglesia entre todos y para todos. La cita contará con la presencia del teólogo de la diócesis de Bilbao Jesús Martínez Gordo, que acercará a los que acudan a esta jornada abierta las claves del llamamiento del santo padre. La casualidad ha querido que el pistoletazo de salida de este proceso en Gipuzkoa coincida con el adiós del obispo José Ignacio Munilla, representante de ese modelo eclesial vertical y autoritario que el papa Francisco quiere superar…Leer más…(E. Aresti)

Infolibre

  • El movimiento NEOS, saludado con «esperanza» por la Conferencia Episcopal, reúne organizaciones con un discurso beligerante y ultraliberal que choca con la reivindicación del papa de la doctrina social
  • La Fundación Villacisneros ha sugerido quitar el voto a «los subvencionados» para restar apoyos a la izquierda y el Foro de la Familia ha alertado contra el «pesebrismo» por el Ingreso Mínimo Vital

Ángel Munárriz  9 de enero de 2022 19:59h

La bendición de la Conferencia Episcopal Española (CEE) al movimiento NEOS, entre cuyos integrantes prolifera un discurso ultraliberal y visceralmente antiizquierdista en lo económico, contrasta con el acento más social y preocupado por la pobreza que trata de imprimir a la Iglesia el papa Francisco. A juicio del episcopado español, que al mismo tiempo lanza mensajes de respaldo a la reforma laboral, la plataforma liderada por Jaime Mayor Oreja es «un signo de esperanza» y un ejemplo de doctrina social de la Iglesia y de caridad. ¿Se sostiene esa apreciación? ¿Es posible mantener ese equilibrio?

infoLibre contactó con la CEE para solicitar un portavoz a fin de recabar su posición sobre la reforma laboral, los mensajes del papa Francisco acerca del capitalismo, la plataforma NEOS y la doctrina social de la Iglesia. La respuesta fue el envío de una nota de la CEE titulada Reforma laboral: la dignidad del trabajo y el trabajo digno. Publicada el 23 de diciembre tras hacerse público el acuerdo para la reforma, la nota toma como referencia el mensaje del papa Francisco en la reunión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de junio de este año, pero recuerda que la defensa de la dignidad laboral está recogida en la doctrina social y es anterior al actual pontífice…Leer más…(Angel Munárriz)

Atrio

Ayer nos decía Santiago Villamayor, e insistían en ello muy los comentarios de Gonzalo, Isidoro y Ana, lo profunda que debe ser la reforma de la Iglesia católica a todos los niveles, si no quiere diluirse por su insignificancia en el mundo actual y en las generaciones jóvenes, sobre todo de mujeres, que hasta ahora mantenían el tinglado. Hoy va un artículo de nuestro ya conocido Massimo Faggioli, que analiza a fondo cómo está el proyecto de reformar la curia y mañana nos plantearemos si es posible que la Iglesia de un país al menos (como la de Alemania) tome la inicitaiva haciendo reformas profundas por su cuenta en el ejercicio de la sindalidad. AD.

Una mirada a los dos últimos siglos explica por qué la reforma del Vaticano es tan complicada

Por Massimo Faggioli | La Croix International

Se ha convertido en una costumbre que los papas reúnan a los altos cargos de la Curia Romana cada año justo antes de Navidad para intercambiar saludos navideños. Y desde 2014, los comentaristas han anticipado la reunión anual con gran curiosidad, mientras que los líderes y el personal de estas oficinas del Vaticano se han acercado a ella con una creciente aprensión.

Eso es porque el Papa Francisco utilizó su discurso en la reunión previa a la Navidad de ese año para advertir a sus principales ayudantes contra la caída de una larga lista de, lo que él llamó, “enfermedades curiales”. El discurso se produjo en el segundo año de su pontificado, cuando había grandes esperanzas de que los esfuerzos del Papa jesuita para reformar la Curia Romana estuvieran avanzando…Leer más…(Massimo Faggioli. Teólogo laico en EE.UU)

Atrio

Empezamos el año con esta sensata reflexión de José Ignacio, con quien me identifico plenamente en esta serena esperanza, sin desbordamientos, en el paso del tiempo. AD.

De cómo será el año entrante no sabemos nada. Sí sabemos que evitar sufrimientos falsos e inútiles es uno de los mandamientos de la ley del sentido común. Esperar que el 22 será un año en que acabará la covid con sus variantes, sus consecuencias y sus pelendengues, es exponerse a un gran disgusto inútil si luego resulta que no es así. Entrar en el año con caras deprimidas porque creemos saber que todo va a seguir igual, es cargar con un sufrimiento inútil, si luego resulta que las cosas se arreglan.

Dejémonos pues de años nuevos y de uvas y juergas nocturnas. Todo eso no responde a ninguna realidad, sino a una convención que hemos montado para poder contar el tiempo y entendernos. Pero mañana no será en realidad ni día 1, ni de enero, ni del 2022; será un día más igual que hoy y que ayer. Lo otro es solo nuestro modo de hablar. Y empeñarse en que es día “de año nuevo” es como empeñarse en hablar danés (pongo por caso) cuando estamos en Chile. ¡Allí no vige ese idioma! Y nosotros hoy no estamos en Dinamarca (pongo por caso).

En mi lejana infancia, en las misas dominicales se decía aquello de “todos los días son santos y buenos para los que están en gracia de Dios”. Nunca supe por qué nos decían eso, pero era una manera de relativizar aquella santidad del domingo “día del Señor”. Venía a decirnos que aquello del domingo era una convención nuestra y que todos los días son iguales. Todos los días pueden ser domingos, también los de trabajo; y eso, más que del día, depende de la actitud con que lo abordemos nosotros.

¿No sería posible recuperar algo de aquel mensaje en horas de confinamientos y de virus mutantes? Todos los días pueden ser sanos para los que no tengan virus en el alma. Y aquí es donde deberíamos examinarnos un poco…Leer más…(José Ignacio González Faus)

ctxt

“Queridos compatriotas, desde hace años un mismo sentimiento os oprime y avergüenza; un sentimiento extraño y penetrante de desposesión. Caminas por las calles de tu ciudad y no la conoces (…) tienes la impresión de que ya no estás en el país que conocías, el que buscas por todas partes con desesperación. No has salido de tu país, pero sientes que este te ha dejado: te sientes exiliado en su interior”. Cargando contra la publicidad, “los sociólogos”, “los tecnócratas europeos” o los sindicatos, así comenzó el discurso con el que Éric Zemmour inauguró su candidatura en Francia. Unos días después anunciaría el nombre de su plataforma electoral “Reconquêt” (R!) y revelaría la proclama central de su campaña: “Ya no hay tiempo para reformar Francia”, diría, se trata de “reconquistarla”. 

No es un discurso nuevo. La primera vez que Abascal “electrificó” las redes sociales tras su primer Vistalegre de 2018, lo hizo enarbolando esa misma consigna galopando hacia San Telmo: “¡Comienza la reconquista!”¿Pero hemos entendido lo que realmente significa? ¿Qué busca? ¿Qué Persigue? Muchos insisten en que la“diferencia” entre Zemmour y Abascal es que el primero concentra su ideología sobre la teoría del “gran reemplazo”, que su orientación política es sustancialmente distinta…Leer más…(Iago Moreno)

Religión Digital

Sor Lucía Caram: «Pido a los magos de Oriente que la luz del Evangelio brille en las conciencias de nuestra Iglesia, que devuelva la vista a los que tienen responsabilidades para que sean coherentes con el Evangelio. Que vean que es incompatible ser discípulo de Jesús y vivir en las tinieblas de la corrupción, el uso y abuso del poder»

Juan José Omella: «Queridos Reyes Magos, os deseo un feliz año a todos, un año lleno de salud y de esperanza. También os ruego que nos ayudéis a avanzar con buen pie por el camino sinodal que hemos iniciado con tanta ilusión»

Jesús Díaz Sariego, op: «Les pediría a los Magos de Oriente nos ayudarán a todos a ser más autocríticos y menos excluyentes. A ser más responsables y poner en el centro de nuestra vida, dando testimonio con la propia vida, el mensaje del Evangelio»

José María Castillo: «No sé por qué hay un Santo Oficio para controlar la doctrina y no hay un Primer Oficio para controlar el seguimiento de Jesús»

Tíscar Espigares: «Que sea una Iglesia humilde, que no finja fortaleza ni escape de su fragilidad, sino que haga de ella una ocasión para renacer, depositando su confianza en la docilidad al viento siempre libre del Espíritu»

Fernando Valera, obispo de Zamora: «Quiero escuchar el latido profundo de tantas personas y ponerme a caminar con ellos anunciando la Buena Noticia de Jesús a los pobres»

«Queridos Reyes Magos…». Así arrancan millones de cartas que en las últimas semanas, han recibido los Magos de Oriente. Antes de que nos visiten esta noche, teólogos, religiosos, obispos, cardenales y responsables de instituciones cívicas de la Iglesia española han querido enviar su particular ‘Carta a los Reyes’ y, de paso, también a la sociedad, y a la propia IglesiaLeer más…(Jesús Bastante)

El Diario.es
La estampa de ir a misa los domingos está en crisis. Tanto es así que la Conferencia Episcopal se veía obligada hace unas semanas a admitir que los «pastores» de la Iglesia, habían contribuido a «a la desafección y desconfianza», reconociendo el «desapego actual» que la población europea está sufriendo con esta institución, mucho más intensificado entre los jóvenes. Juan José Omella, presidente de la Conferencia Episcopal, pidió entonces perdón y asumió, en nombre de la Iglesia, la responsabilidad de los escándalos de abusos y corrupción. 

La Iglesia católica se enfrenta al creciente descenso en el número de personas que se declaran creyentes. Según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), en julio de 2021, los jóvenes de 18 a 24 años son en su mayoría no creyentes y conforman el grupo que más porcentaje de católicos ha perdido: del 78,1% de 1990 al 28,2% en octubre de 2021, casi 50 puntos menos. En total, casi un 40% de la población se define como atea, agnóstica o no creyente. Del 60% que sí admite tener creencias religiosas, un 2,2% profesa otro credo diferente al católico, y el 37,9% se declara «no practicante». Es decir, cree en Dios pero no va a la iglesia o no sigue sus preceptos. De este modo, tan solo el 18,9% de los encuestados se describe como católico practicante.

Joaquín Sánchez (59 años), capellán de la cárcel y del psiquiátrico de Murcia, lamenta esta situación pero ve algunas razones evidentes para explicarla: «La gente ve a la Iglesia en Europa como una institución antigua, decadente y muy retrógrada, que no cumple lo que predica». Este sacerdote aboga por una Iglesia «más cerca de la realidad», feminista y ecologista, pero ante todo, «samaritana y misionera». «Creo que hay modernizar muchos aspectos si queremos seguir adelante. Si no, su futuro está muy negro», advierte…Leer más…(Gema Andreu)

Cristianisme i Justicia

Si no me equivoco, es la primera vez que más de 1.300 millones de ciudadanos son emplazados a opinar sobre cómo quieren que se gobierne la Iglesia. Es la decisión que ha tomado el papa Francisco convocando un sínodo de obispos que, constando de tres fases, va a tener su momento más importante en octubre de 2023. En la primera etapa, ya iniciada, se emplaza a todos los católicos y personas interesadas -más allá de su adscripción religiosa- a diagnosticar y proponer lo que estimen oportuno sobre cómo ser una “Iglesia sinodal”, es decir, sobre cómo “caminar juntos” (que eso significa “sin-odos”). A esta primera etapa sucederá otra continental y, finalmente, el sínodo mundial de obispos en Roma. Me ahorro reseñar el escaso -por no decir, nulo- entusiasmo con que, entre nosotros, ha sido acogida esta iniciativa por parte de la jerarquía eclesiástica; y no solo por ella.

Desgraciadamente, no contamos con una tradición sinodal como la tienen otras iglesias centroeuropeas, latinoamericanas o las estadounidense y australiana. Y cuando lo hemos ensayado -celebrando asambleas diocesanas o implementando instituciones con alcance deliberativo- nos “han zurrado de lo lindo”, es decir, nos han impuesto obispos cuya primera misión ha sido desactivar dicho alcance deliberativo y silenciar lo que, desde el Vaticano II, se llama “la voz del pueblo de Dios”, como es el caso, al menos, de las diócesis del País Vasco.

En esta política de sofocamiento y afirmación autoritaria de la jerarquía, es tristemente referencial el castigo infligido a la iglesia holandesa por Juan Pablo II. En vez de abrir un diálogo sobre lo sinodalmente debatido y aprobado, el Papa Wojtyla convocó en Roma a sus obispos para decirles que este modo de “caminar juntos” se había acabado, que tenían que ir al frente del “rebaño”, atendiendo, por supuesto, más a las indicaciones que venían de la Sede primada que a lo acordado con los católicos holandeses…Leer más…(Jesús Martínez Gordo)

Religión Digital

«Nos hemos habituado  de tal manera que inmensas tragedias ya se pasan por alto»

«El Verbo se hizo carne para dialogar con nosotros. Dios no quiere tener un monólogo, sino un diálogo»

«Haz que los corazones sean generosos, para hacer llegar la asistencia necesaria, especialmente las vacunas, a las poblaciones más pobres»

Siria, Irak, Yemen, Líbano, Tierra Santa, Afganistán, Myanmar, Ucrania, Etiopía, el Sahel, Norte de Arica, Sudán del Sur… pero también las mujeres maltratadas, los niños abusados, los ancianos, las familias, los enfermos, emigrantes y refugiados… y la Madre Tierra, en el recuerdo del Pontífice

«Él es la Palabra de Dios y se ha hecho un infante, sólo capaz de llorar y necesitado de todo. Ha querido aprender a hablar, como cada niño, para que aprendiésemos a  escuchar a Dios, nuestro Padre, a escucharnos entre nosotros y a dialogar como hermanos y  hermanas»

Ya es Navidad en todo el mundo. El Niño Dios ha nacido, un año más, llenando el mundo de esperanza. Una esperanza que ha de traducirse en el fin de los conflictos bélicos, en esa ‘tercera guerra mundial a pedazos’ que tantas veces ha denunciado el Papa Francisco, y cuyos ecos quiso reivindicar, desde el balcón de las bendiciones, en la tradicional (y hoy, lluviosa) bendición ‘Urbi et Orbi’Leer más…(Jesús Bastante)