A propósito de la Ley de Eutanasia: Cuidar la vida al morir.

Alandar

La aprobación definitiva el pasado mes de marzo de la Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia pone de nuevo de actualidad un tema complejo, debatido con frecuencia con más prejuicios, intereses y pasión que con conocimiento y sensatez. Juan Masià, una de las voces más autorizadas sobre el tema, aporta ambas cosas como ayuda para discernir en asunto tan delicado.

Con este título resumo el criterio para discernir éticamente las decisiones sobre solicitudes de ayuda al morir: cuidar responsablemente la dignidad de la vida doliente que camina hacia la muerte.

Escribo desde el doble punto de vista de la bioética (ética laica) y la moral teológica católica (ética religiosa). Aspiro a compartir ambas perspectivas cuando dialogamos con una preocupación común: cuidar la vida doliente, a) en su camino hacia el morir, b) en el morir  c) y, en algunos casos, para morir y sobre el modo y tiempo de morir. 

Insisto en plantear la cuestión en términos de cómo cuidar la vida doliente que muere, en vez de centrar el debate en cuándo y cómo morir. Al reclamar protección jurídica, tanto la persona cuidada como quienes la cuidan, no están optando por la muerte contra la vida, sino discerniendo y eligiendo cómo vivir dignamente en el camino hacia el morir y en el morir; es decir, cómo vivir mientras se muere y cómo cuidar el vivir cuando hay que ayudar a morir…Leer más…( Juan Masiá Clavel, sj, facultad de Teología, Universidad Sophia, Tokio))

Victor Codina: «El misterio Bergoglio se agranda después de 8 años de pontificado, pues ha revertido el invierno eclesial»

Religión Digital

«Que un porteño venido del fin del mundo, en serios conflictos políticos con la dictadura argentina y con su orden religiosa, sea elegido obispo de Roma para suceder al dimitido Benedicto XVI, es un misterio»

«Francisco ha intentado proseguir el impulso del Vaticano II, frenado en tiempo de sus dos inmediatos sucesores. Sus opositores son los que nunca han aceptado el Vaticano II»

«Esta postura profética ha provocado las críticas de muchos sectores políticos y económicos de los países ricos y de las multinacionales, que le acusan de ingenuo, ignorante, utópico y comunista. Se añaden también las críticas de los sectores eclesiales, muchas veces en connivencia con los sectores políticos»

«Tanto el misterio Roncalli como el misterio Bergoglio son inexplicables sin una fe en el Misterio del Espíritu del Señor que actúa desde abajo, se derrama sobre la Iglesia y el mundo y dirige la historia y la creación»

En tiempos de Juan XXIII, la revista francesa Études publicó un célebre artículo titulado El misterio Roncalli: que un anciano cardenal, hijo de campesinos de Sotto il Monte, que había vivido durante largos años en países del Oriente europeo, lejos de Roma, llegase a ser Papa después de Pío XII y que con un gesto inesperado y profético convocase el Concilio Vaticano II, sin tener miedo al avispero en el que se metía, es un misterioLeer más…(Victor Codina sj.)

Andrés Torres Queiruga: «Muerto Hans Küng, su teología sigue viva y pide futuro»

Religión Digital

«Tuvo que romper muchos moldes; evangélicamente diríamos muchos odres viejos, para verter la fe en palabras y conceptos que puedan entregar su significado en la cultura actual»

«La piel de los viejos odres, todavía recia aunque reseca, impide ver el vino nuevo que Küng se ha esforzado en ofrecer a la sed de una expresión significativa e inteligible para las verdades de la fe»

«Sus libros hablan con eficacia única a nuestro tiempo y son comprendidos por muchos miles de lectores en todo el mundo. Son libros, en verdad, teológicamente actuales, que aguantan el paso del tiempo con frescura extraordinaria»

«Su obra ha logrado una especie de cuadratura del círculo: convertir en best-sellers entre los lectores y lectoras actuales libros cargados de una teología muy seria y documentada»

Hans Küng se nos ha ido al Señor tras una vida larga y fecunda, que le permitió atravesar uno de los períodos más movidos, conflictivos y en definitiva fecundos de la teología en su historia milenaria. Tuvo que romper muchos moldes; evangélicamente diríamos muchos odres viejos, para verter la fe en palabras y conceptos que puedan entregar su significado en la cultura actual…Leer más…(Andrés Torres Queiruga)

 

Arcadi Oliveres: lucha, coherencia y esperanza

Blog CJ (cristianisme i justícia.net)

Hay pocos Maestros en mayúscula en la vida y Arcadi Oliveres ha sido uno de ellos. Pero la maestría de Arcadi no es una maestría exclusivamente intelectual, como tantas veces ocurre en referentes que nos dejan. Su maestría sobrepasa esta vertiente y entra de lleno en el terreno de lo vital. La forma de mirar y entender el mundo de Arcadi cambiaba la vida, te hacía hacerte preguntas y cuestionarte lo que no se suele cuestionar. Pero además de hacerte pensar de forma sistémica, sobre cómo funciona este modelo generador de tantas desigualdades e injusticias, te llevaba al más difícil de los terrenos: el de pensar qué tengo que hacer yo, qué tenemos que hacer nosotros, para cambiarlo.

La reflexión profunda, sistémica e interpeladora de Arcadi era profundamente comprometida y esperanzada con la idea altermundialista que él mismo ayudó a gestar de que «otro mundo es necesariamente posible». La última vez que lo escuché, con un hilo de voz, tierno y potente a la vez, nos animaba a todas aquellas personas que allí estábamos a tres propósitos que configuran su legado más auténtico y esencial: lucha, coherencia y esperanzaArcadi Oliveres ha encarnado como nadie estos tres pilares de ese otro mundo posible:..Leer más…

http://www.redescristianas.net/nota-de-redes-cristianas-a-proposito-del-fallecimiento-de-hans-kung/

Envueltos en la barahúnda política de estos días y bajo la amenaza de una cuarta ola de la pandemia, recibimos con pena —y a la vez con la satisfacción que nos proporciona una vida coherente y ejemplar— la muerte de Hans Küng.

Para el mundo en general y para el cristianismo crítico, mayormente de base, Hans Küng no ha sido una persona indiferente. Ha sido un referente incontestable en estas últimas décadas. Probablemente se escribirán, a partir de ahora, sesudos artículos y libros destacando su enorme producción teológica para el mejor conocimiento del misterio cristiano y la constitución de una Iglesia de iguales, su contribución esencial al planteamiento de una ética mundial y el gran papel que él otorga a las religiones en el establecimiento de la paz entre los pueblos. Todo será poco para destacar el ingente trabajo intelectual llevado a cabo por Hans Küng en favor de una mayor humanización de la humanidad y del crecimiento de la espiritualidad en la historia.

Desde el punto de vista de unos cristianos y cristianas de base como nosotros, comprometidos con la historia y con el seguimiento de Jesús en la misma, queremos destacar, en primer lugar, el enorme apoyo que han supuesto para nuestra formación espiritual algunos libros suyos que han hecho época después del Vaticano II y la Teología de liberación, como “Ser cristiano”, “¿Existe Dios?”, “La Iglesia”, “Ética Mundial”, “Una muerte Feliz”, etc…Leer más…(Redes Cristianas)

Los Calvarios y Tabores actuales

Atrio

 Es de sobra conocido cómo son muchos los “jesu-cristianos” que estamos apostando por recuperar un equilibrio, perdido los últimos decenios, entre el programa de las Bienaventuranzas (“¡Dichosos los pobres porque de ellos es el Reino de los cielos!”); la contemplación y relación con Dios en las transparencias de sus Tabores actuales (“¡qué bien se está aquí!”) y el compromiso por desalojar los Calvarios contemporáneos (“¡Dios mío, por qué me has abandonado!”).

      Y que lo hacemos intentando circular entre tales montes. En los primeros, para no perder nunca de vista el Norte o la estrella Polar de una espiritualidad y teología “jesu-cristianas”: los pobres y los crucificados en cada momento de la historia. En los segundos, para disfrutar de la presencia consoladora y estimulante de Dios y cargar las pilas. Y en los terceros, para erradicar o, por lo menos, ayudar a bajar a los parias de nuestros días de sus respectivas cruces o para impedir que existan, más allá de que haya que cuidar con particular esmero o acompañar a los quemados por una desmedida generosidad.

      Entiendo que no es posible renunciar a circular entre estos tres “ochomiles”. Pretender quedarse quieto en uno (casi siempre, el Tabor) es lo que se podría llamar “autocomplaciente consumismo espiritual”, probablemente, una variante de lo que, desde el punto de vista explicativo y teológico, es tipificable como extrapolación o fundamentalismo gnóstico…Leer más…(Jesús Martínez Gordo)

El Papa dedica la Semana Santa «a todos los crucificados de hoy, víctimas inocentes del sufrimiento y la maldad del mundo»

Religión Digital

«Delante de la imagen de Dios crucificado llevaremos, en la oración, los muchos, demasiados crucificados de hoy, que solo desde Él  pueden recibir el consuelo y el sentido de su sufrimiento».

«El Resucitado es la confirmación de que Jesús tiene razón en todo: en el prometernos la vida más allá de la  muerte y el perdón más allá de los pecados».

«María Magdalena fue la primera testigo de la Resurrección», aunque «los soldados que estaban en el sepulcro también lo vieron, visto y resucitado. Los enemigos lo vieron, y después hicieron como si no lo hubieran visto, porque les pagaron por ello (…). No nos dejemos pagar por olvidarlo».

«El Resucitado nos da la certeza de que el bien triunfa siempre sobre el mal, que la vida vence siempre a la  muerte y nuestro final no es bajar cada vez más abajo, de tristeza en tristeza, sino subir a lo alto».

«En muchas situaciones de sufrimiento, especialmente cuando quienes las sufren  son personas, familias y poblaciones ya probadas por la pobreza, calamidades y conflictos, la Cruz de  Cristo es como un faro que indica el puerto a las naves todavía en el mar tempestuoso».

«Hoy, existen tantos… No olvidemos a los crucificados de hoy. En ellos está Jesús»Leer más…(Jesús Bastante)

Marcelo Barros: «No se debe obligar a nadie a bendecir la unión gay, pero tampoco se debe prohibir que lo haga»

Religión Digital

«La nota es extraña porque utiliza una terminología ambigua. Dice que la Iglesia no tiene poder para dar la bendición a una pareja gay. ¿Qué significa eso? ¿De qué habla la congregación? ¿Se refiere a la bendición del matrimonio en sí o simplemente a la bendición de las parejas homosexuales?»

«Según la doctrina más tradicional de la Iglesia, en el sacramento del matrimonio el sujeto del sacramento es el amor y el ministro es la pareja, no el sacerdote. El sacerdote es un testigo cualificado por parte de la Iglesia»

«Como la nota de la Congregación de la Fe dice haber recibido la aprobación del Papa Francisco, muchos se quedan atónitos y se preguntan qué pensar al respecto»

«No creo que haya muchas parejas homoafectivas en el mundo actual que sientan la necesidad de la bendición eclesiástica para vivir su vocación al amor»

Algunos hermanos y hermanas me han pedido que comente la nota de la Congregación para la Doctrina de la Fe, organismo de la Curia Romana, en la que se afirma que la Iglesia no tiene potestad para dar la bendición a una pareja gay. Por los comentarios que hemos leído, la nota afirma que, si bien hay que respetar a las personas, hay que condenar la unión homoafectiva, considerada como «desordenada»Leer más…(Marcelo Barros, teólogo)

La Iglesia vasca y ETA: la lucha por el relato

Atrio

“En una carta dirigida a la presidenta de la Asociación Pro Guardia Civil Española (APROGC) el pasado 4 de marzo, el Papa Francisco asegura sus oraciones por las víctimas del terrorismo y autoriza a la Iglesia española a condenar a los sacerdotes vascos próximos a ETA”. Es lo que firmaba Youna Rivallain el 10 del mismo mes en el periódico francés “La Croix”. La verdad es que cuando lo leí me quedé perplejo, pero no porque me pareciera una novedad lo que allí se recogía, sino porque se difundiera tal interpretación, sin el debido contraste. Supongo que lo hizo siguiendo la nota-comentario facilitada, al respecto, por la misma Asociación Pro Guardia Civil o por los encabezados de algunos medios de difusión no caracterizados, precisamente, por su ecuanimidad en estos asuntos. Alguno de ellos, en concreto, sostenía que Roma “confirmaba la sanción al expárroco de Lemona que justificó la violencia de ETA”.

La carta del Nuncio de España

      La verdad es que me costó encontrar la Carta oficial de la Nunciatura en Madrid para leerla sin apostillas interpretativas. En dicho texto, el Nuncio Apostólico, dirigiéndose a la presidenta de la Asociación Pro Guardia Civil, le notificaba que “la Secretaría de Estado de Su Santidad ‘asegura (…) la cercanía y la oración del Santo Padre por todas las víctimas”. Seguidamente le informaba que “el propio ordinario tiene la competencia en primera instancia para valorar cualquier infracción por parte de un clérigo, como se ha hecho en este caso, pudiendo el clérigo recurrir la decisión en el modo que prevé el derecho”. Y finalizaba deseando a la presidenta sus “mejores deseos de bien” y enviando “un cordial saludo”…Leer más…(Jesús Martínez Gordo)

Fernández Barrajón: «La Iglesia, ¿margina a los homosexuales?

Religión Digital

  • El amor, cuando es auténtico, y eso solo Dios los sabe, no puede ser sometido a tesituras morales
  • Precisamente, en estos días, he querido abordar este tema, y otros temas conflictivos en la iglesia de hoy, en un libro que acaba de salir publicado y que se llama: “Pueblo mío a dónde vas?” Editorial: Nueva Economía Social. Madrid 2021
  • El gran drama de nuestra  iglesia es la misma iglesia cuando se empeña en mantener un ritmo desacompasado y desafinado en el concierto de la vida y de sus desafíos

El gran drama de nuestra  iglesia es la misma iglesia cuando se empeña en mantener un ritmo desacompasado y desafinado en el concierto de la vida y de sus desafíos. Dice el denostado “Catecismo Holandés” que la iglesia se parece, a veces, a ese corredor cansado que jadea cuando está cerca de la meta y ve que otros corredores la adelantan cuando la meta está ya a la vista. Es verdad que, en los últimos tiempos, sobre todo con el papa Francisco, ha logrado dar algunos pasos adelante que con el papa Juan Pablo II, se habían retrocedido de manera significativa. Con el Papa Francisco las cosas han cogido un cierto ritmo pero no todo el que sería necesario para llegar a la meta al mismo tiempo que la modernidad. La iglesia es profundamente moderna si se le permite ser ella misma a la hora de ser madre y acompañar los gozos y las esperanzas, las alegrías y las tristezas del tiempo que nos ha tocado vivir, como nos había dicho el Concilio Vaticano II…Leer más…(Alejandro Fernández Barrajón)