El clamor del Papa en el corazón de Europa: «Nosotros cristianos, ¿hemos perdido el ardor del anuncio y la profecía del testimonio?»

Religión Digital

«Existe en efecto la tentación de volver a ser  esclavos, no ciertamente de un régimen, sino de una esclavitud todavía peor, la interior», advirtió, citando la Leyenda del Gran Inquisidor de Dostoyevski, cuando «Jesús vuelve a la tierra y es encarcelado»

«La libertad del hermano y de la hermana es también nuestra libertad, porque nuestra libertad no es plena sin él  y sin ella»

«¿Cómo podemos desear una  Europa que vuelva a encontrar las propias raíces cristianas si somos nosotros los primeros  desarraigados de la plena comunión? ¿Cómo podemos soñar una Europa libre de ideologías, si no  somos libres para anteponer la valentía de Jesús a las necesidades de los distintos grupos de  creyentes?»

«La unidad no se obtiene tanto con los  buenos propósitos y con la adhesión a algún valor común, sino haciendo algo juntos por los que nos  acercan más al Señor», señaló. «¿Y quiénes son? Son los pobres, porque en ellos Jesús está presente»

«Sólo estando de parte de los más débiles todos saldremos en verdad de la pandemia»

Salvada la visita exprés a Budapest (que no a Hungría), con el paréntesis del encuentro (no deseado, pero inevitable) del Papa con Orbán, en el que no se abordaron cuestiones relativas a la inmigración o a las polémicas leyes LGTBI, el Papa Francisco ya se encuentra en Bratislava, primera etapa de su viaje a Eslovaquia.

Después de aterrizar, a la hora convenida, en el aeropuerto de la capital eslovaca, y tras ser recibido por la plana mayor del episcopado del país y por la presidenta Zuzana ?aputová (con quien mantuvo un breve encuentro en la sala VIP del aeródromo), Bergoglio se dirigió a la Nunciatura Apostólica, donde mantuvo un primer encuentro con los representantes de otras religiones en el país, antes de encontrarse, en privado, con los jesuitas eslovacos y así poner punto y final a una jornada intensa, y agotadora, para un hombre de 84 años que acaba de ser operado…Leer más…(Jesús Bastante)


 

¿Qué Iglesia queremos?

«Vivimos días aciagos en el seno de la Iglesia. Las noticias que nos llegan son dignas de un guion de Almodóvar. Lo digo con rabia y tristeza»

«Por una parte, tenemos los ataques furibundos de grupos eclesiales, medios de comunicación y políticos que están esperando a que el Papa Francisco diga cualquier cosa para situarle dentro de una diana»

«Y después, el caso Novell, donde se mezclan las proclamas irresponsables a favor del independentismo con posturas «rígidas e intransigentes, trasnochadas y acientíficas de la moral sexual”, como apuntó Baltasar Bueno»

¿Alguien da más?

«Hoy la Iglesia tiene retos sobre la mesa que debe afrontar y según el modo y en cómo se sitúe ante ellos seguirá siendo para una parte de la población una realidad a la que seguir»

«Sólo el compromiso social desde una radicalidad evangélica hará que la Iglesia sea importante en las vidas de las personas»

«Somos una comunidad y lo que pasa en ella nos afecta. Seamos dignos de ella para seguir la obra del pobre carpintero de Galilea. No olvidemos lo que palpita»…Leer más…(José Miguel Martínez Castelló)


 

Otras noticias


¡Hay que recuperar el protagonismo de la Comunidad Cristiana!

Redes Cristianas

Las periferias, lugar teológico donde oír también la inspiración del Espíritu
La degeneración de la Iglesia, tras la libertad dada por los emperadores romanos, Constantino y Teodosio, ha llegado a nosotros sobre todo en el protagonismo absoluto del clero y en la indiferencia mayoritaria de los cristianos. Bautizada la mayoría sin consentimiento personal, sin conversión al Evangelio, es lógico que la multitud se sienta receptiva del mensaje, del culto y de orientaciones morales para la vida. Como los asistentes a una obra de teatro: asisten, oyen mensajes, sacan conclusiones válidas para sus vidas. Pero no son la compañía teatral. Pagan la entrada aportando en la colecta o por participar en algún espectáculo más personal o familiar… Leer más (Rufo González)



Los invisibles de la sociedad

Religión Digital

Hace unos días escuché a un sacerdote decir algo que me ha quedado grabado. Alertaba de que las personas necesitadas siguen teniendo hambre de comida, compañía y escucha. Que la solidaridad y nuestro compromiso con ellas no puede estar de vacaciones. Invitaba a que dejáramos de lado ese refrán tan potente que define la sociedad individualista en la que vivimos, ojos que no ven, corazón que no siente, para asumir su contrario, ojos que ven, corazón que siente… Leer más (José Miguel Martínez Castelló)



Cara y cruz de las Religiones

ATRIO

En muchos casos las religiones mueven a realizar actos heroicos de solidaridad y sacrificio por los demás, pero también las religiones pueden mover a comportamientos bárbaros y crueles con multitud de víctimas inocentes.
En la Iglesia católica, y en el cristianismo en general, tenemos claros ejemplos de las dos cosas: Francisco de Asís y más recientemente Charles de Foucauld, podían ser dos ejemplos muy conocidos de la primera actitud, pero además son incontables los héroes y las heroínas anónimas que han dado su vida por el bien del prójimo. Al otro lado tenemos la caza de brujas, la inquisición y las cruzadas con su secuela de sufrimiento y muerte… Leer más (Antonio Zugasti)



¿Qué le pasa a la derecha española?

elDiario.es

Hace unos días, en un programa de televisión, un avezado periodista me preguntó por qué creía yo que no había manera de llegar a acuerdos con el PP, a diferencia de lo que sucedió con la UCD durante la Transición. Hace 15 años escribí un artículo, con este mismo título, explicando por qué la derecha -el PP- estaba tan crispada, tan radical y tampoco entonces había manera de acordar nada, incluso en temas de Estado… Leer más (Nicolás Sartorius)