SANCHEZ EN LA JAULA DE FARADAY

Enric Juliana, Madrid

Después de la sentencia, elecciones. Este es el escenario realmente existente. Después de la resolución más trascendente de los tribunales españoles en las últimas décadas, repetición de las elecciones generales dentro de cuatro semanas. No es una fatídica casualidad. Es la decisión estratégica adoptada por Pedro Sánchez en agosto, sellada y timbrada a finales del verano después de haber participado, por invitación francesa, en la cumbre del G-7 que tuvo lugar en la ciudad balnearia de Biarritz.

Después de la sentencia, una campaña electoral que no cesa desde hace seis meses. Una batalla que en realidad no descansa desde el triunfo de la moción de censura a Mariano Rajoy , el 1 de junio del 2018. Una fibrilación que no se acaba desde que las elecciones europeas del 25 de mayo del 2014 pusieron de manifiesto la existencia de una grave avería en el sistema político español, como consecuencia de los estragos de la crisis económica. Una situación de excepcionalidad que no ha conocido un solo día de tregua desde que el nacionalismo catalán tradicional vio en riesgo su reconquistada hegemonía, al comprobar la envergadura de las protestas sociales por los recortes. Junio del 2011. Ahí empezó todo, mientras aún humeaban los ríos de lava de la sentencia del Estatut en una sociedad que en apariencia iba bien mientras fluían las plusvalías inmobiliarias de principios de siglo. Cuando las plusvalías se estrangularon, todo se complicó. Primavera del 2011. La Assemblea Nacional Catalana se originó en aquella primavera, mientras los indignados acampaban en la plaza de Catalunya de Barcelona. Leer Más


 

Mujeres indígenas a los padres sinodales: “tienen miedo a abrirse a esa posibilidad nueva de un cambio profundo en la Iglesia”

«Estamos siendo directas, no estamos con diplomacias, ni con protocolos creo que esa es la diferencia de la participación de las mujeres indígenas»

«Los pueblos indígenas estamos acá viendo a la Iglesia como un aliado»

«Nosotros estamos aquí para tratar que se mueva ese cambio, que sea una verdadera transformación»

16.10.2019 | Luis Miguel Modino, enviado especial al Sínodo

Muchos de los participantes de la asamblea sinodal coinciden en que las voces de las mujeres están siendo de especial importancia, especialmente de las representantes de los pueblos indígenas. Dos de ellas son Patricia Gualinga, del pueblo kichwa de Sarayaku, en Ecuador, y Anitalia Pijachi, indígena okaina witito, de Ciolombia, quienes dicen hablar desde la vida real.

Ellas reclaman mayor presencia de los obispos entre la gente, que los padres sinodales “puedan asumir, aprobar, para que realmente este esfuerzo haya valido la pena”. De hecho, ellas reconocen que “estamos siendo directas, no estamos con diplomacias, ni con protocolos”. Dicen ver al Papa Francisco como alguien muy abierto y con gran capacidad de escucha, y a la Iglesia como una aliada.

A los padres sinodales les dicen que “tienen miedo a abrirse a esa posibilidad nueva de un cambio profundo en la Iglesia”, por lo que les piden “que sean los precursores de ese cambio profundo”. De hecho, consideran que ya se han dado cambios en los últimos años, reconociendo la importancia del Papa Francisco en ese proceso.  Leer más…


 

Otras noticias


La Iglesia alemana, marxista

¿Marxista? Sí. Pero no porque se someta a los dictados de Carlos Marx sino porque, presidida su Conferencia Episcopal por el cardenal Reinhard Marx, entiende que ha llegado la hora de reformarse a fondo. La crisis de credibilidad que padece es de un enorme calado: por los abusos a menores y su encubrimiento; por la manera autocrática como se ejerce el poder, algo cada día más insoportable en una cultura democrática; por el arrinconamiento de la mujer y por el mantenimiento de una moral sexual en las antípodas de la que asume la inmensa mayoría de los católicos. La consecuencia de todo ello es una espectacular pérdida de fieles. Y la convicción de que urge una reforma radical…    Leer más (J. Martínez Gordo)



El papa Francisco como parábola

¿Por qué el papa Francisco tiene enemigos precisamente en los más altos cargos de la Iglesia? Mas aún, ¿por qué los amigos del papa Bergoglio son los mendigos, los enfermos, los niños, los presos, los ancianos, los cismáticos, los luteranos, los musulmanes, los filipinos, los africanos, los indígenas de la América más pobre? Y todavía más, ¿cómo se explica que las cosas más duras que ha dicho este papa no se las ha dicho a los pecadores de la calle, sino a los cardenales de la Curia y a los clérigos que han hecho de su vocación un oficio para trepar en la Iglesia? Es la “sorpresa” y la “extravagancia” que cualquiera encuentra en la parábola del buen samaritano…    Leer más (José Mª Castillo)



Hay muchas realidades en la iglesia que están vaciando nuestros templos

La práctica religiosa en España se desploma. Y muy pocos se preguntan por qué. Y muchos lo justifican con los tópicos de siempre: el materialismo de la sociedad, la falta de natalidad, los valores imperantes, los medios de comunicación… Siempre buscando causas externas. ¿Pero qué culpa hay dentro de la iglesia? Alguna habrá, digo yo. Hay muchas causas; tenemos unos pastores que no son, sin generalizar, según el corazón de Dios. Por ejemplo, estamos asistiendo a un espectáculo lamentable con los obispos y cardenales que mantienen un acoso constante al papa contra sus reformas…     Leer más (Alejandro Fernández)



Un nuevo congreso en Barcelona sobre Raimon Panikkar

 Raimon Panikkar es uno de los grandes pensadores de nuestro tiempo. Sus reflexiones sobre la interculturalidad, la ecología/ecosofía, el cristianismo, el hinduismo, el buddhismo, el diálogo interreligioso, la mística, la ciencia, la tecnocracia, el mito, el símbolo, etc., lo acreditan como un filósofo y un teólogo de primer orden. Su proyección internacional, manifestada por las más de cuarenta tesis doctorales sobre su obra defendidas en universidades de todo el mundo, y los numerosos estudios publicados sobre él, lo convierten en una figura única en las letras catalanas e hispanas…    Leer más (Victorino Pérez)