No es el sueño americano, es la pesadilla

Jesús González Pazos

Caminar, caminar y caminar hasta que los pies revienten, hasta que el cuerpo no pueda más. Avanzar y avanzar hacia el lejano norte, aunque no suponga, tal y como muchas crónicas nos resumen, encontrar el “sueño americano”. Porque, bien al contrario, la razón principal de que miles y miles de mujeres y hombres, de ancianos y niñez hoy atraviesen bosques, ríos, montes, desiertos y barreras policiales en Centroamérica, no es esa hipotética búsqueda de la tierra prometida cual relato bíblico que nos están contando; la verdadera razón es huir de la pesadilla en la que se han convertido sus países de origen.

No hay sueño, sino pesadilla. Cuando la vida no alcanza ni a la simple sobrevivencia las personas se ponen en marcha; es un éxodo que se ha repetido miles de veces a lo largo de la historia en busca de la vida digna, esa que todo sistema político y social debería de tener no solo como primera proclama discursiva, sino como principal práctica diaria.   Leer más


 

La Conferencia Episcopal Española debe dar justicia a las víctimas

Daniel Verdú

Hans Zollner, miembro de la comisión para la prevención de abusos a menores del Vaticano y experto en la materia, cree que España puede hacer mucho más en esta cuestión.

El jesuita Hans Zollner es uno de los principales expertos en prevención y tratamiento de casos de abusos a menores por parte del clero. Hombre de la máxima confianza del Papa en este asunto, psicólogo, presidente del Child Protection Center en la Universidad Gregoriana y miembro de la comisión que Francisco creó a su llegada para tratar una cuestión que se ha convertido en un asunto principal de este pontificado. Prueba de ello es la histórica reunión convocada en febrero en el Vaticano con todos los presidentes de las conferencias episcopales del mundo. Zollner, que recientemente ha liderado el proyecto de creación de un máster para la prevención de abusos, no pone paños calientes: algunos países han avanzado mucho y otros, como España, pueden hacer “mucho más”. Leer más

 


 

Otras noticias


El Sínodo “de los jóvenes”

Se llamaba más bien “Sínodo sobre los jóvenes”, cosa muy distinta. Y así ha sido en realidad. Los jóvenes no han sido sujeto, sino más bien objeto. ¿Para qué entonces un Sínodo? El término proviene del griego syn (con) y hodos (camino o viaje), de modo que significa “camino o viaje conjunto”. Pero el Derecho Canónico lo define como “asamblea de obispos escogidos… que se reúnen… ”. No es un viaje, sino una reunión. Y el sujeto son los obispos con el papa al frente. ¿Merecía la pena?    Leer más (Joxe Arregi en Diario de Noticias)



El peligro de las iglesias evangélicas en la política latinoamericana

Los grupos evangélicos son un nuevo actor en la vida política latinoamericana y se han propagado sagazmente en cada país logrando una inédita influencia, ganando terreno al monopolio que había ostentado el catolicismo desde hace siglos. Su poder crece día a día como contracara al avance de los movimientos feministas, de las minorías sexuales e identidad de género, con un discurso conservador, autoritario y totalizador.   Leer mas (Miguel Torres en Redes Cristianas)



José Ignacio López Vigil presenta ‘¡Frente a frente! San Pablo y María Magdalena’

Es un libro muy ameno, escrito con humor, pero con una carga de profundidad tremenda, basado en la tesis de José María Castillo: Pablo no conoció a Jesús pero sus ideas son la base del cristianismo de hoy. Por desgracia, en muchas ocasiones la ética de Pablo es contraria a la de Jesús. Solo por poner dos ejemplos: San Pablo condenaba la homosexualidad y sin embargo al de Nazaret nunca le preocupó ese tema. Jesús nunca quiso fundar una nueva religión y se oponía a darle excesivo valor al culto y a los ritos.    Leer más (Fe Adulta)



Munilla inicia la transformación hotelera del patrimonio inmobiliario de la diócesis

Convertirá en aparthoteles edificios emblemáticos de la Iglesia guipuzcoana. Es una decisión contraria al evangelio… que va en contra de la gran mayoría de la diócesis”, denuncian los críticos. En lugar de poner la diócesis al servicio de los emigrantes, de los refugiados, de las personas que están solas… lo que se transmite a la sociedad con esta operación es que a esta diócesis solo le preocupa sacar rentabilidad económica al patrimonio.  Leer más (Religión Digital)