El Instituto Fe y Secularidad (1967-2002): a los veinte años de su “hibernación”

Este recuerdo que Leandro Sequeiros nos aporta a ATRIO hoy tiene para mí unas resonancias especiales. Habiendo estado toda mi vida rodeado de jesuitas, buenos o regulares maestros desde mi infancia, estos que formaron Fe y Secularidad (los que aparecen y otros como Manolo Fraijó y Luis Acebal) han sido los hombres con los que enlacé plenamente en mis años de madurez, la espléndida primavera que siguió al Vaticano II. Fuimos interlocutores y amigos. Unimos mentes y sentimientos para una renovación de l Iglesia. Todos -menos mi compañero de infancia Julio Colomer, cronista principal de este relato- se han ido, aunque siguen hoy presentes en muchos de quienes hoy vemos más necesaria que nunca una colaboración entre fe y secularidad para asegurar una auténtica cultura de paz que pueda salvar a nuestra especie y nuestro planeta con ella. AD. 

  • Hace ya 20 años que el Instituto Fe y Secularidad (1967-2002) se “hibernó”. En sus 35 años de vida representó una plataforma eclesial clave para el diálogo cristianismo-increencia durante la segunda mitad del siglo XX en España.
  • Dos décadas después de su cierre incomprensible, el archivo de la institución continúa siendo un territorio tan inexplorado como de interés para calibrar más certeramente el peso del proceso de secularización en España.
  • El artículo pretende, en línea con las últimas aportaciones académicas sobre la secularización, analizar el cambio religioso en España a través de la documentación y la historia de Fe y Secularidad mediante una aproximación a tres periodos de especial importancia para el Instituto…Leer más…

Ética de las víctimas

Atrio

Nadie discutirá que, para un cristiano, las víctimas de cualquier clase son algo sagrado y quizás el lugar más seguro de una presencia de Dios. Vaya esto por delante de todas las reflexiones que quisiera sugerir.

Pero dada la condición dialéctica de todo lo humano lo dicho no impide que también ese carácter sagrado de las víctimas tenga sus peligros y reclame una forma determinada de comportarse.

Esos peligros estarían en que las víctimas hagan de su sacralidad una especie de propiedad privada absoluta, sacralizándose ellas a sí mismas y convirtiendo su condición de víctimas en una especie de autodivinización que les da derecho a todo.

De ahí brota el gran peligro de convertir el hambre de justicia en sed de venganza. Un peligro que no es nuevo sino eterno y que ya denunció alguien tan identificado con toda clase de víctimas, como Simone Weil hace casi un siglo, en los tiempos de Hitler: “Cada vez que un hombre hoy en día habla de castigo, de pena de retribución, de justica en un sentido punitivo, se trata tan solo de la venganza más rastrera”, escribía desde Londres durante la segunda guerra mundial.

Y es que nuestra condición humana solo sabe hacer justicia hiriendo o eliminando al agresor, mientras que la justicia divina consiste en “volver justo” al agresor injusto. Algo de eso explicaba san Pablo en su carta a los romanos, en los inicios mismos del cristianismo. Y eso es para nosotros como una meta inalcanzable, pero señala la dirección en que debemos intentar movernos. Pues el hacer justicia de una manera injusta nos encierra a todos en un círculo vicioso del que nunca conseguiremos salir…Leer más…(José Ignacio González Faus)

Pascua: la irrupción de lo inesperado

Equipo Atrio

Los cristianos celebran en Pascua aquello que ella significa: el paso. En nuestro contexto, es el paso de la decepción a la irrupción de lo inesperado. La decepción aquí es la crucifixión de Jesús de Nazaret y lo inesperado, su resurrección.

Él fue alguien que pasó por el mundo haciendo el bien. Mas que doctrinas introdujo prácticas, ligadas siempre a la vida de los más débiles: curaba ciegos, purificaba leprosos, hacía andar a cojos, devolvía la salud a muchos enfermos, daba de comer a multitudes y llegaba a resucitar muertos. Conocemos su fin trágico: una trama urdida entre religiosos y políticos lo llevó a la muerte en la cruz.

Los que lo seguían, apóstoles y discípulos, quedaron profundamente frustrados con el fin trágico de la crucifixión. Todos, menos las mujeres que también lo seguían, empezaron a volver a sus casas. Decepcionados, pues esperaban que traería la liberación de Israel. Tal frustración aparece claramente en los dos discípulos de Emaús, probablemente una pareja, que caminaban llenos de tristeza. A uno que se une a ellos en el camino, lamentándose, le dicen: “Nosotros esperábamos que fuese él quien liberara a Israel, pero hace ya tres días que lo condenaron a muerte”(Lucas 24,21). Ese compañero del camino se reveló después como Jesús resucitado, reconocido en la forma como bendijo el pan, lo partió y lo distribuyó…Leer más…(Leonardo Boff)

Pascua, mensaje de esperanza. ¿Dónde está Dios en las guerras y masacres?

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Los medios de comunicación nos están mostrando la destrucción y muerte provocada por la invasión del ejército ruso en Ucrania. Multitud de personas muertas y heridas y más de cuatro millones de refugiados. Gente que lo ha perdido todo, absolutamente todo, vivienda, objetos personales, trabajo y sobre todo familiares y amigos. Pero ésta no es la única guerra que hay en la actualidad. Son más de 20 conflictos bélicos de los que los medios de comunicación apenas hablan. En estos conflictos millones de personas murieron y otras se vieron forzadas a buscar refugio en otras partes.

En todas las guerras la población civil es la que más sufre, sobre todo niñas y niños a los que se les ha robado el derecho a vivir. Y como consecuencia, se acrecienta el hambre, el odio, las venganzas, la deshumanización.
¿Dónde está Dios en medio de tanto sufrimiento? La sangre derramada a lo largo y ancho de la tierra corre por las venas de la historia. Sangre de masacrados en todas las conquistas, sangre de indígenas de la Amerindia, sangre de esclavos negros de África, sangre de los asesinados en Auschwitz, sangre de palestinos, iraquíes, sirios, yemeníes, etíopes, somalíes, congoleños, ucranianos…, sangre de mártires que dieron su vida por una causa justa, sangre de innumerables personas inocentes…

Esta sangre es un indicador de que en la historia hay víctimas y victimarios.
¿Dónde estaba Dios cuando los fuertes mataban a los débiles? ¿Dónde estaba Dios en los barcos repletos de esclavos negros, cazados en África para su venta en las Américas?, ¿dónde estaba Dios en la matanza de indios en el continente americano?, ¿dónde estaba Dios en los bombardeos de la “Desbandada” de Málaga?, ¿dónde estaba Dios en las matanzas entre los tutsis y los hutus en el corazón de África…?…Leer más (Fernando Bermúdez)

Carlos Osoro: «Nunca he tenido tantos ataques como desde que soy obispo en Madrid»

Religión Digital

Sobre Cremades: «Esa respuesta jurídica es necesaria, pero luego está la respuesta que cada diócesis tenemos que dar cuando se nos presentan estas personas, que no solamente debe ser una respuesta jurídica, sino entrañable, con el corazón y con la cabeza» 

«Muchas veces no hemos ido con la rapidez suficiente para dar respuestas adecuadas [a las víctimas]»

«Vamos a informar y colaborar en lo que podamos. Me explico: en las diócesis, al menos en las que yo he estado, hay dos tipos de archivos. Hay un archivo general y un archivo secreto, que solo abre y conoce el obispo, en el que se recogen actos protegidos por el secreto de oficio o pontificio –a veces incluso por petición de la víctima– y que no se pueden entregar»

«He visto al Papa Francisco fenomenal, y con ganas de trabajar y de ofrecer a la Iglesia caminos para una nueva evangelización. Me parece que tiene un espíritu muy joven»

«Presenté la renuncia hace casi dos años, y estoy disponible. Él me ha dicho que espere. Toda mi vida he estado disponible al servicio a la Iglesia, y lo estaré mientras pueda y tenga salud. Y hasta ahora la tengo. También tengo ganas de trabajar»

Caso fundaciones: «Todo está judicializado y, desde la diócesis y las propias fundaciones civiles, se colabora con la justicia»

«Nunca he tenido tantos ataques como en Madrid, desde que soy obispo. El motivo no sé cuál es. Intento ser fiel al Evangelio, intento ser justo. ¿Qué voy a hacer? Tengo que seguir trabajando». El cardenal de Madrid y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Carlos Osoro, concede a RD su primera entrevista tras encontrarse, junto a Omella y Argüello, con el papa Francisco…Leer más (Jesús Bastante)

Andrea Riccardi: «No hemos sido capaces de construir una paz duradera, ¡hemos perdido!»

Religión Digital

«No hemos sido capaces de construir una paz duradera. Se ha vuelto a revalorizar la guerra como instrumento de solución de conflictos (…) En Europa se ha expandido el nacionalismo, que en cada país tiene características diferentes, pero que siempre hace sentir al otro como usurpador y a uno mismo como víctima. Cada uno ha tratado de buscar su propio interés y no la paz de todos. ¡Y hemos perdido!»

«Después de tantos cismas eclesiásticos ha llegado la guerra entre hermanos. La guerra siempre es fratricidio, pero esta guerra lo es todavía más. Ninguna Iglesia europea puede decirse ajena a la responsabilidad de la paz»

«La imagen de la antigua catedral en llamas se volvió simbólica: Notre Dame arde y el cristianismo se apaga. Esa sensación se encuentra entre los católicos, preocupados por los escándalos, por la escasez de clero, por el cierre de las iglesias»

«(Francisco) es un papa que no ha estado presente en el Concilio, a diferencia de sus predecesores de las últimas décadas, pero lleva en sus fibras el Vaticano II y su novedad»

«Francisco no es ni quiere ser un príncipe reformador de la Curia, pero apunta a una Curia al servicio de la Iglesia en los vacíos inmensos abiertos por la globalización. Su desafío, delineado en la Evangelii Gaudium, es el de una Iglesia misionera, misericordiosa y atractiva, que parte de los más pobres y de la defensa de la “casa común»

«La Iglesia del Papa Francisco no es solo la de las estructuras (aún reconociendo claramente el valor de las instituciones): es un «pueblo» difundido en muchos países del mundo. Es un pueblo que el Papa pretende guiar, pero también acompañar e incluso seguir»…Leer más (Jesús Bastante)

La Iglesia española ha perdido el 12% de sus sacerdotes y una de cada cinco monjas en la última década

RD/EFE

La Iglesia católica ha perdido en España 2.387 sacerdotes, el 12,3 % del total que tenía en 2012, y 2.160 monjas de clausura, el 19,8 % de ellas, mientras que han aumentado el número de parroquias y se han reducido los monasterios en más de un centenar

Omella: «Nuestra misión es proponer con ilusión la Buena Nueva, el mensaje de Jesús, pero sin imponerlo por la fuerza, como haría un buen padre»

La Iglesia católica ha perdido en España 2.387 sacerdotes, el 12,3 % del total que tenía en 2012, y 2.160 monjas de clausura, el 19,8 % de ellas, mientras que han aumentado el número de parroquias y se han reducido los monasterios en más de un centenar.

Según datos recopilados por Efe de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el número de sacerdotes en España en 2019 era 16.960, que tenían que atender a 22.993 parroquias, cuando en 2012 eran 19.347 curas para 22.795 parroquias.

También se han reducido considerablemente en estos últimos ocho años el número de catequistas, que han pasado de 109.334 en 2012 a los 96.470 que había en 2019, es decir, 12.864 menos, un descenso del 11,7 %.

En 2012 había en España 860 monasterios católicos, que se han ido reduciendo hasta los 751 actuales, 109 menos, una pérdida del 12,6 %, casi siempre por la jubilación y el fallecimiento de los religiosos de estos centros espirituales.

El número de monjas de clausura ha pasado de las 10.889 de 2012 a las 8.739 actuales, un descenso del 19,8 %, que es el más acusado en todo el ámbito de la religión católica…Leer más

Por una Iglesia posible y necesaria en España: propuesta al Sínodo desde la experiencia de Redes Cristianas

Religión Digital

El documento denuncia la «pretensiones de uniformismo doctrinal y moral, su patriarcalismo y organización estamental piramidal», así como «su apropiación de inmuebles el patrimonio común y el escándalo de la pederastia por parte del clero»

El documento urge a la jerarquía española a la denuncia de los Acuerdos con la Santa Sede, base de su estatus de privilegio, a la devolución de los bienes ilegalmente inmatriculados y a la ruptura del silencio y colaboración activa en el esclarecimiento de la pederastia y la retribución moral y física a las víctimas

Varios cientos de comunidades y colectivos católicos españoles, integrados en Redes Cristianas —que despliegan su actividad mayormente en los márgenes o periferia de la Iglesia—, acogiendo la invitación del papa Francisco a participar en el Sínodo de la Sinodalidad acaban de enviar a la Secretaría General del Sínodo un documento titulado “Por una Iglesia posible y necesaria en España”.

Articulación horizontal de la Iglesia

El documento, elaborado sinodalmente, es fruto de la participación directa de los grupos y apuesta, desde su misma experiencia de más de 50 años, por la articulación democrática de la Iglesia, llamada a superar en excelencia el mismo ordenamiento político de la sociedad civil. Su imagen ideal la dejó reflejada Pablo de Tarso en la Carta a los Gálatas 3, 28: “ya no hay judío ni griego; ni esclavo ni libre; ni hombre ni mujer, ya que todos vosotros sois uno en Cristo Jesús”…Leer más (Redes Cristianas)

Cristianos de Trento o del Vaticano II?

Redes Cristianas

Brindo la oportunidad de entrar en dos temas bastante nombrados, pero popularmente poco conocidos. Viene a confirmarlo, el hecho de las dos conferencias ON LINE, recién impartidas en Tenerife, a Movimientos de acción renovadora, a Comunidades cristianas de base y otros sectores sociales en general.

El enfoque histórico e interdisciplinar adoptado contribuye a que no pocos puedan cuestionar su modo tradicional de pensar y actuar. La lluvia de planteamientos contrapuestos estimula a documentarse y a avanzar en propuestas y compromisos más humanos, solidarios y liberadores

¿CRISTIANOS DE TRENTO O DEL VATICANO II? Hermanos, amigos: seguramente nos hemos visto en más de una ocasión. Me hubiera gustado estar ahí, entre vosotros, para compartir los dos temas que hoy y mañana vamos a desarrollar. Por diversas circunstancias: la pandemia, la distancia, la edad…, opté por esta solución que, espero resulte también satisfactoria. Un saludo cordial, muy fraterno para todos.

I-¿CRISTIANOS DE TRENTO O DEL VATICANO II?

He aquí el tema. Quizás a algunos les parezca lejano (han pasado ya 65 años), muy general (dos concilios nada menos), resabido y olvidado casi, sin interés apenas para el mundo de hoy. Entonces, ¿para qué volver a él? Pues volvemos a él, creo, por poderosas razones.

1ª)Porque el cambio, que trajo el Vaticano II fue, sin duda el cambio eclesial más importante del segundo milenio.

2ª) Tal cambio, en lugar de ser promovido, fue ignorado y frenado por la máxima autoridad de la Iglesia: los Papas Juan Pablo II y Benedicto XVI. Fue prácticamente un cierre, una vuelta a atrás, que duró 35 años, equivalente a un invierno eclesial y que nos volvía a la vida desfasada de Trento…Leer más (Benjamín Forcano)

«La ‘Iglesia en salida’ es el eje que estructura la reforma de la Curia vaticana»

Religión Digital

Semeraro: «Cualquier fiel puede presidir un Dicasterio o un Organismo, en atención a la particular competencia, poder de gobierno y función de este último»

Mellino: «Es el fruto de un proceso de elaboración en el que se han dado una serie de pasos en línea con el principio de que una Iglesia sinodal es una Iglesia que escucha»

Ghirlanda, sj.: «El poder de gobierno en la Iglesia no proviene del sacramento del Orden, sino de la misión canónica”

“No basta con el cambio de personal, sino que los miembros de la Curia deben renovarse espiritual, humana y profesionalmente”

Había mucha expectación por conocer las claves de la Constitución Apostólica ‘Praedicate Evangelium’ que reforma a fondo la Curia vaticana y que hoy fue presentada por el cardenal Semeraro, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos; Marco Mellino, Secretario del Consejo de Cardenales; y Gianfranco Ghirlanda, S.I., uno de los asesores canónicos de la reforma.

Durante su intervención, Semeraro recalcó que Praedicate Evangelium “marca el final de un camino que comenzó hace nueve años”, con las primeras reuniones del consejo de cardenales, que él vivió en primera persona, pues ejerció como secretario de la misma. Tras explicar la razón de ser de la Curia, que nunca debiera ser un órgano de poder, sino un instrumento de servicio al Papa para el gobierno de toda la Iglesia…Leer más (Jesús Bastante)