«¿Es muy estricta la moral sexual católica? La Iglesia en su moral sexual ha sido muy impositora y castigadora, pero muy poco motivadora»

Religión Digital
Buda advertía de que no se calma la sed bebiendo agua salada
Desde estos dos principios cabe hacer una reflexión sobre un mundo cegado por la pasión y una Iglesia cegada por el miedo. Y buscar después un acercamiento en lo auténticamente humano
«Es típico de nuestra cultura capitalista convertir la Declaración de derechos humanos en una declaración de egoísmos propios»
«La sexualidad en la Iglesia ha sido casi solo prohibición: y nada atrae tanto como lo prohibido» Leer más (José I. González Faus)