El Tribunal de Cuentas denuncia la ausencia de control estatal a las cuentas de la Iglesia católica

La Iglesia católica no justifica el dinero que recibe a través de la casilla del IRPF, unos 268 millones de euros el pasado año. Es más: hay un desfase de más de 300.000 euros entre su Memoria de Actividades y la realidad, según las conclusiones preliminares del Tribunal de Cuentas, que asume tanto la opacidad de la Iglesia como la inacción del Estado. Leer más… (Jesús Bastante)