¿Vale la pena?

Religión Digital

Paseo por mi ciudad y encuentro el cartel de una conocida cadena de gimnasios que me invita a entrar con el siguiente mensaje: «Si no cuesta, no vale la pena». Entre tantas otras imágenes que recibo a lo largo del día, inicialmente me pasa desapercibida, pero luego pienso y me pregunto: ¿de verdad si no cuesta, no vale la pena?
En Occidente vivimos en unas sociedades en que se carga sobre los hombros del individuo la responsabilidad de ser el mejor, tener el cuerpo más esbelto o musculado, la carrera más brillante, el coche más lujoso, no errar nunca, no tener ningún defecto…, y por el camino se van quedando millones y millones de personas que no resisten tanta presión absurda y deshumanizadora… Leer más (Pau Vidal)