Secreto de confesión: entre el perjurio y la excomunión

Australia quiere obligar a los sacerdotes a romper el sigilo sacramental en casos de abusos a menores. España blinda la inviolabilidad del confesionario en los Acuerdos Iglesia-Estado y la Ley de Protección de Datos. El ‘sigilo sacramental’ está protegido en la Unión Europea y Estados Unidos. Un cura sí, puede, en cambio, evitar que se cometa un crimen, aunque lo conozca bajo secreto… pero sin denunciar al culpable.

Leer más (web Periodista Digital)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *