Secreto de confesión: entre el perjurio y la excomunión

Australia quiere obligar a los sacerdotes a romper el sigilo sacramental en casos de abusos a menores. España blinda la inviolabilidad del confesionario en los Acuerdos Iglesia-Estado y la Ley de Protección de Datos. El ‘sigilo sacramental’ está protegido en la Unión Europea y Estados Unidos. Un cura sí, puede, en cambio, evitar que se cometa un crimen, aunque lo conozca bajo secreto… pero sin denunciar al culpable.

Leer más (web Periodista Digital)