Lo que realmente importa del cristianismo

Religión Digital

“Quien beba de este agua…”

En estos tiempos de conato de reformas emprendidas por el actual papa, algunas incluso osadas para el parsimonioso proceder de los estamentos de poder de la Iglesia católica, observamos con cierta perplejidad que el desfile episcopal y el cortejo cardenalicio siguen intactos, incluso en su materialidad ornamental más cruda. De ahí que en el mundo católico primen todavía el privilegio y el poder eclesial, pues quien detenta la autoridad es el que ordena y manda y, para colmo, el que más sustenta un status de vida social de clase claramente aristócrata. Aunque esto importe mucho a los dirigentes eclesiales, pues es el medio en el que sus ocupantes se solazan y chapotean a gusto, les resulta indiferente a muchos de los hombres de nuestro tiempo y, más en concreto, a muchos cristianos les trae sin cuidado, pues lo valoran solo como espectáculo colorista… Leer más (Ramón Hernández Martín)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.