FRENOS A LA SINODALIDAD DE FRANCISCO

feadulta.com
El camino sinodal tiene mucho de conversión personal. Desde la escucha de la Palabra de Dios, la oración y los sacramentos, hasta vivir la centralidad de la Eucaristía: ¡Ahí comienza todo! La asignatura pendiente es sentirnos comunidad que celebra “algo”, y solo entonces la sinodalidad tendrá el camino despejado para lograr ser Iglesia que resulte atractiva, como lo fue Jesús. Por eso Francisco apela al cambio de nuestras actitudes para que la vivencia del Evangelio sea veraz y dé fruto. Lo cierto es que se siguen manifestando actitudes de escepticismo e incluso rechazo por la novedad que significa en sí misma la experiencia de escuchar, dialogar y caminar juntos en una nueva manera de vivir el Evangelio más auténtica.
Los principales impedimentos para crecer en participación, comunión y responsabilidad se deben a las resistencias del clero (por su clericalismo) y la pasividad de los laicos (por su comodidad nada corresponsable). Tampoco se acaba de reconocer el papel de la mujer en la Iglesia y su derecho a la participación plena y en condiciones de igualdad. Es de destacar también la pobre participación de los jóvenes en el proceso sinodal… Leer más (Gabriel Mª Otalora)