Diez años sin paz en la diócesis del obispo Munilla

La comunidad diocesana de Gipuzkoa no tiene paz. Religiosas, laicos y sacerdotes de esta provincia llevan una década esperando que su máximo representante, José Ignacio Munilla (San Sebastián, 58 años), el obispo que sustituyó en diciembre de 2009 a monseñor Uriarte y que el 9 de enero de 2010 ofreciera su primera misa tras acceder a ese cargo, abandone “el integrismo religioso” y devuelva la mirada hacia su propia comunidad. Leer más… (Pedro Gorospe)