Detenidos los abertzales encerrados en la catedral de Pamplona

Pedían que la Iglesia para «que aporte su granito de arena en la consecución de la paz y en el fin de la agonía a la que tienen sometidos a los presos enfermos». La Policía Nacional ha detenido minutos antes de la media noche al grupo de personas de Herrira que se habían encerrado en la Catedral de Pamplona para pedir la libertad de Bolinaga.

Los encerrados, un total de nueve personas, habían entrado en el templo en torno a las siete de la tarde y su intención era permanecer allí catorce horas, una por cada preso por los que piden la libertad. Además, de irrumpir en la Catedral, pretendían entrevistarse con el Arzobispo de Pamplona.