De una iglesia sacramentalista a una iglesia evangelizadora

Amerindia

Unas de las consecuencias de la pandemia ha sido el cierre de todos los lugares de culto, de todas las iglesias y templos. También las bendiciones Urbi et Orbi de Francisco fueron ante una Plaza y una basílica de San Pedro vacías. Muchos auguraban una cuaresma y una Semana Santa muy pobre, sin celebraciones litúrgicas, sin Via crucis, ni pasos de procesiones.

Y sin embargo, ha sido una Semana Santa sumamente profunda y rica,… Leer más… (Víctor Codina, SJ)