Domingo 10 de mayo – V de Pascua

Lecturas
Hch 9, 26-31  
Sal 21, 26-28. 30. 31-32  
1Jn 3, 18-24  
Jn 15, 1-8
 

IDEAS SUELTAS

                Si el domingo pasado la imagen fundamental del evangelio era el pastor, en el de hoy es la viña. Más exactamente, la cepa, la vid concreta de tronco único. La viña era imagen bien conocida de todo Israel. Podemos recordar el poema de Is 5 o el de Ez 15 sobre la viña, en este segundo texto engreída y devastada. Parecido al relato de Mt 21 con el castigo a los viñadores y el cambio de arrendatarios. El salmo 79, que comienza con una invocación al Pastor de Israel, pasa luego a centrarse en la contemplación de una viña destrozada, pero que contó antes con todo el cuidado y el mimo del Dios del universo. Esa cepa enorme que llenó el país, de pámpanos como cedros, que abarca del mar al Eufrates. Una vid que abarca el mundo entero, que llena de sustancia y vida a cuantos posibles brotes existen, como árbol cósmico que da sustancia a creencias o religiones. Esa vid única que algunos entendieron como expresión de la Ley santa, alimentada en la Sabiduría divina. Todas estas referencias de la vid, habituales en su tiempo, están en la base de las palabras que hoy pone en labios de Jesús el evangelio.

Leer Más

Orar con el Evangelio (Jn. 15, 1 – 8)

DOMINGO V  DE  PASCUA – B –  (Mayo 10 de 2009) 

·                     Jesús era muy concreto al poner ejemplos:
“un sarmiento no puede dar fruto por sí mismo si no está unido a la vid”.
Lo podían comprobar todos aquellos sarmientos secos que veían en el suelo, desprendidos de la vid.Yo creo que lo mismo sucede con los seguidores de Jesús como Él nos dice: “Vosotr@s no podéis dar fruto si no permanecéis en mí”.
          
Nos quejamos de la poca eficacia de nuestro trabajo evangelizador, de nuestra incapacidad para atraer a las nuevas generaciones. Pero… lo primero que hemos de cuidar es el vivir unid@s a Jesús, alimentados por su savia.
  
   
    Que no nos pase como muy bien nos dice el precioso poema de Isaías 5, 1-5

            Qué más puedo hacer por mi viña”

                            

                                         O R A C I  Ó N 

·                     Señor Dios nuestro: en los tiempos antiguos, a tu pueblo lo comparaste con una vid o con una viña, Pues expresaba la belleza de la planta y los cuidados del agricultor para que diera frutos abundantes y sabrosos. Jesús, en tus tiempos utilizas la misma alegoría para decirnos en qué consiste la vida cristiana: En estar unid@s a Ti, ya que gracias a tu “savia” somos capaces de seguir tus pisadas. Y tus discípulos siguieron usando esta  imagen para referirse a la Iglesia, como el nuevo pueblo y continuadora de tu presencia en la historia. 

·                     Señor, que creaste la vid y eres su labrador, que la cuidas con las tareas oportunas, la limpias de malas hierbas, la riegas con la fecunda agua, la podas de las ramas inútiles y la quitas los sarmientos muertos.

·                     No nos niegues tu gracia, generoso Dios,
pues sin Ti y sin tu Hijo, no somos nada más que secos sarmientos.

·                     Haznos partícipes de tu vida misma  para ser reflejo tuyo en medio de las personas que se entregan en servicio por los demás.
Que no seamos sord@s a las necesidades de l@s demás, a sus esperanzas.
Que sepamos que permanecer en Cristo es vivir el gozo en Iglesia, en grupo o comunidad abiert@s siempre a los que están más allá de sus puertas.

·                     Para Ti, Señor nuestra acción de gracias,
porque Tú eres el tronco cuyas raíces están en el corazón del Padre.
Que seamos siempre un sarmiento que permanece siempre unido a Ti.
que a través del tronco o la cepa que eres Tú, podamos vivir de esa vida que brota del corazón del Padre.
Que no tengas necesidad de cortarnos por estar sec@s e inútiles, sino que de nuestras vidas, unidas a Ti, broten racimos de uva que
sean frutos de vida en servicio a los demás.
·                                 Z U R I Ñ E                  

                     ORACIÓN A MARÍA 

Comenzamos, el “MES DE MARÍA”. Desde niñ@s nos enseñaron,
que este mes era dedicado a Ella, como el ejemplo más claro para nuestras vidas.
Deseamos aclamarla como Madre de Dios y como Madre nuestra.
Por eso la saludamos y acudimos a Ella.
 

*    Te saludamos María:
      Ruega por nosotr@s Señora de la disponibilidad
      para que estemos siempre disponibles y dispuest@s
*    Ruega por nosotr@s Señora del silencio, para que
     estemos siempre muy atent@s.
*    Ruega por nosotr@s, Santa María Madre de Dios y
     Madre nuestra, para que vivamos como hij@s de Dios  
    
    
Y herman@s de los hombres y mujeres de la tierra.
*    Ruega por nosotr@s, Señora de la Esperanza, para
     que en nuestro corazón seco nazca y crezca esa
     flor y hierba verde.
*   Señora de la Visitación, Señora de la Encarnación.
    
     
Danos Tú el “tono” y enséñanos a cantar el Magníficat
*   Señora del milagro de Caná, danos el oído una vez 
    más, para saber escuchar la voz de tu Hijo, y:
          “HACER LO QUE ÉL NOS DIGA”.  AMÉN                       
                        
Z U R I Ñ E
            

Domingo 3 de mayo – IV de Pascua

Lecturas
Hch 4, 8-12  
Sal 117, 1, 8-9. 21-23. 26. 28-29  
1Jn 3, 1-2  
Jn 10, 11-18
 

IDEAS SUELTAS

                Sobre el lenguaje religioso, pues hoy hablamos todos del “buen Pastor”.

                 No tiene por qué existir un lenguaje religioso. Este no es otro que el común, al que la situación y el contexto le prestan nuevas significaciones y connotaciones. Tampoco con afirmar que es lenguaje común está dicho todo, pues  habremos de precisar qué nivel le corresponde. Puede que ahí no estemos tan de acuerdo. No creo que valga un nivel tan vulgar que resulte una jerga particular y grupal. Requiere, a mi parecer, una cierta dignidad. Sin salirse de lo común, se ha de aproximar algo a la belleza, a una cierta calidad del discurso, a una dignidad que no le reste inteligibilidad al común, pero lo coloque a nivel de discurso público, con algo más de categoría que los escuchados habitualmente. Yo insistiría en la belleza. No olvidemos que lo poético tiene una validez indiscutible para el lenguaje religioso. Por hablar más cercano, ¿habremos de prescindir de palabras y expresiones que muchos ya no entienden? Contribuiremos así al empobrecimiento general de las lenguas. La traducción litúrgica utiliza “copo” o “remecida” o “alazán”. Quizá nos veamos obligados a confiar que del contexto pueda desprenderse su significado; pero sin renunciar a palabras ricas y precisas. También en lo religioso se exige un discurso que parta de lo común pero eleve su propia calidad lo más posible.

Leer Más

Hurbildu eta elkar ezagutu

José Antonio Pagola. Itzultzailea: Dionisio Amundarain

Lehen kristauen artean talde eta lider desberdinen artean gatazkak eta tirabirak hasi zirenean, norbaitek gogorarazi beharra sentitu zuen ezen, Jesusen elkartean, Jesus bakarrik dela Artzain ona. Eta ez dela hura artzain bat gehiago, zinezkoa baizik, benetakoa, guztiek eredutzat hartu beharrekoa.

Jesusen irudi eder hau, Artzain ona alegia, bihozberritzeko deia da, kristau-elkartean «artzain» titulua bere egin nahi luketenei zuzendua. Jesusen antzeko den artzainak bere ardiak bakarrik ditu gogoan, ez «du ihes egiten» arazoen aurrean, ez «ditu bertan behera uzten». Aitzitik, haien ondoan egongo da, defendatu egingo ditu, bereak eta bost jasaten du haiengatik, «bizia arriskatzen du» haiengatik.

Aldi berean, guztientzat haurride-elkartasunerako deia da irudi hori. Artzain Onak «ezagutzen ditu» bere ardiak, eta ardiek «ezagutzen dute» hura. Hurbiltasun hertsi hau, elkar ezagutze hau eta bihotzetiko elkartasun hau tarteko direla bakarrik parteka dezake Artzain Onak bere bizia ardiekin. Elkartasun honetara eta elkar ezagutze honetara behar dugu jo gaur egun ere Elizan.

Federako oso errazak ez diren egun hauetan, inoiz ez bezala da premiazkoa indarrak batzea, ebanjelio-irizpideak eta jarduteko ildo nagusiak elkarrekin bilatzea, zein norabide sortzaile hartu jakiteko geroari begira egin nahi dugun ibilbidean.

Halaz guztiz, ez da hori gertatzen ari. Soilik elkartasunean bizitzeko dei konbentzionalak egiten dira, baina elkarri entzuteko eta elkarrizketarako giroa sortze aldera urratsik egin gabe. Aitzitik, gero eta handiagoak dira deskalifikazioak eta ezbaiak gotzainen eta teologoen artean, joera desberdineko teologoen artean, ildo desberdineko mugimenduen eta elkarteen artean; era guztiko taldeen eta «blog»en artean…

Agian, ordea, hau da gauzarik tristeena: ikustea egunetik egunera handituz doala hierarkiaren eta kristau-herriaren arteko leizea. Ematen du bi mundu desberdinetan bizi direla. Leku askotan, «artzainek» eta «ardiek» ozta-ozta dute elkar ezagutzen. Gotzain askok nekez dute sintonizatzen fededunen egiazko premiekin, beharrezkoak dituzten orientabidea eta arnasa eskaintzeko. Fededun askori zail gertatzen zaio beren artzainekiko afektua eta ardura sentitzea, beren problemetatik urrun daudela iruditzen zaielako.

Artzain Onaren Espirituaz beteak diren fededunek bakarrik lagundu diezagukete hain beharrezkoa dugun hurbiltasun-giroa sortzen, elkarri entzuteko, elkar errespetatzeko, elkarrizketa apalerako giroa sortzen.

Orar con el Evangelio (Jn. 10, 11 – 18)

             ORAR CON EL EVANGELIO – (Jn. 10, 11 – 18)            

             IV DOMINGO  DE  PASCUA – B –  (Mayo 3 de 2009) 

·                    Jesús es el “Buen Pastor”, que es capaz de dar incluso la vida – como así ocurrió de hecho – por sus ovejas. En el Evangelio, como es fácil percibir, no se habla de un@s “borreg@s” que siguen de forma alienante a alguien. Estas ovejas – cada un@ de nosotr@s – “conocen”, conocemos y saben y sabemos lo que quieren lo que queremos: Seguir a Jesús y lo hacen de forma consciente y libre.

·                    Él, Jesucristo, nos marca el camino. Él lo hizo primero, lo continúa haciendo. Le ocupa y le preocupa, cada un@ de los seres humanos. También, los “que no son de su redil”.

 

                                     
       O R A C I Ó N

 ·                    ERES  EL  BUEN  PASTOR

 *           ERES EL BUEN PASTOR,
             porque conoces, porque defiendes,
             porque curas y acaricias, porque perdonas,
             porque aguantas, porque sufres,
             porque arriesgas la vida,
             porque te haces comida, porque salvas.
 

*          ERES EL GRAN PASTOR.
           pero quieres ser el Pastor universal;
           Pastor del mundo.
          Tod@s están en tu corazón.
          A tod@s amas, acompañas y esperas.
 

*         ERES  PASTOR  HUMILDE.
          Los rebaños poderosos no son tus  preferid@s.
          Prefieres las ovejas más débiles e indefensas
          las heridas y maltratadas, las perdidas,  
                 
          
olvidadas, mal amadas; muchedumbre anónima.
       

*           CONOCES  SUS  NOMBRES
          el de cada niñ@ vendido o mutilado,
          el de cada hambriento o refugiado,              
          
el de cada mujer engañada o prostituida,
          el del inocente condenado.
          Sabes los días que los pobres no tienen qué
comer,
          las noches que los enfermos no
duermen,
          las horas del prisionero sin libertad,
          la llaga y el dolor del torturado.
         

*        TE  ENTUSIASMAN
         las personas que escuchan y guardan tu 
Palabra,
         las transparentes y limpias de corazón.
                
        
Las alegres, acogedoras y amistosas,
         las humildes, comprometidas y solidarias,
         las que comparten y saben recibir         
         
las que luchan para que la justicia y la paz se 
abracen.
         las que son perseguidas por Tu nombre.
         

*       BUEN  PASTOR,
        AYÚDANOS  A  ACOGER  TU  REGALO  DE  SER
        PASTORES Y PASTORAS, SEGÚN TU CORAZÓN.
                                  

                                  Z U R I Ñ E 

Domingo 26 de abril – III de Pascua

Lecturas
Hch 3, 13-15  
Sal 4, 2. 4. 7. 9  
1Jn 2, 1-5  
Lc 24, 35-48
 

PRIMERAS IDEAS

                Que no perdamos la dinamicidad y expresividad de las fiestas pascuales. Es una cincuentena, y corremos peligro de perder fuerza en la expresión y celebración de un tiempo decisivo para la fe, que se alarga y resulta difícil mantener. Ornamentación, cantos, luces, ambiente. Y quedan las primeras comuniones.

Leer Más

ORAR CON EL EVANGELIO. (Lc. 24, 35-48)

III DOMINGO  DE  PASCUA. (Abril 26 – 2009)  “VOSOTR@S SOIS MIS TESTIGOS”.

  • Sí, l@s que nos confesamos seguidores de Jesús tenemos que ser testigos de su persona, de su vida y de su mensaje. Y para ser “testigo”, se requiere, tener experiencia personal de Jesús. Porque si un@ no lo conoce, si no lo ama, ni le sigue. ¿Cómo puede ser testigo?.
  • Claro que esto exige valentía, para hablar cuando otr@s callan, actuar. Se puede sufrir el rechazo de los demás. Pero Jesús nos promete

“La fuerza que viene de Dios”.                                   O R A C I Ó N   Ser “testigo” es arriesgado.
    Son duros los trabajos evangélicos:
    sembrar buena semilla en tierra dura… 

  • y los frutos, ¿Quién sabe?.
    y con ellos la cizaña siempre mezclada.
  • Es dura la misión: hablar de Dios, en este tiempo…defender a los pobres y oprimid@s,
    decir no a l@s poderos@s y violent@s.

 

  • Es dura la misión: pero Jesús nos confía y nos
    envía a continuar su obra, a ser testigos del evangelio día a día…

 

  • Pero nos dice: “Yo estaré junto a vosotr@s
    con la fuerza del Espíritu,”
    y seréis mis testigos elocuentes: profetas, servidor@s y quizá… mártires..
    Pero no tengáis “miedo”. “
    Estoy con vosotr@s”
    Al escuchar esto: ¿No arde algo dentro de vuestro ser?…

 

  • No se perderá vuestra semilla, parece que nos dice; ni quedará infecundo vuestro esfuerzo.

 

  • Veréis a la justicia florecer, aunque sea invierno.

 

  • Es dura la misión que nos encomendaste, Señor.
    Pero merece la pena, lo siento, lo vivo y en nombre de tod@s los que te seguimos y queremos ser tus testigos, te digo:

 

  • No nos dejes a la intemperie, Señor.
    Y te escucho:
    “Yo estaré con vosotr@s, con la fuerza de mi Espíritu”. AMÉN.

 

  •                        Z U R I Ñ E

Orar con el Evangelio (Lc. 24, 35-48)

III DOMINGO  DE  PASCUA. (Abril 26 – 2009)  
“VOSOTR@S SOIS MIS TESTIGOS”.

Sí, l@s que nos confesamos seguidores de Jesús tenemos que ser testigos de su persona, de su vida y de su mensaje. Y para ser “testigo”, se requiere, tener experiencia personal de Jesús. Porque si un@ no lo conoce, si no lo ama, ni le sigue. ¿Cómo puede ser testigo?.

  • Claro que esto exige valentía, para hablar cuando otr@s callan, actuar. Se puede sufrir el rechazo de los demás. Pero Jesús nos promete

“La fuerza que viene de Dios”.

                

  •             O R A C I Ó N

 *     Ser “testigo” es arriesgado.
Son duros los trabajos evangélicos:
      sembrar buena semilla en tierra dura… 

  • y los frutos, ¿Quién sabe?.
    y con ellos la cizaña siempre mezclada.
  • Es dura la misión: hablar de Dios, en este tiempo…defender a los pobres y oprimid@s,
    decir no a l@s poderos@s y violent@s.

 

  • Es dura la misión: pero Jesús nos confía y nos
    envía a continuar su obra, a ser testigos del evangelio día a día…

 

  • Pero nos dice: “Yo estaré junto a vosotr@s
    con la fuerza del Espíritu,”
    y seréis mis testigos elocuentes: profetas, servidor@s y quizá… mártires..
    Pero no tengáis “miedo”. “Estoy con vosotr@s”
    Al escuchar esto: ¿No arde algo dentro de vuestro ser?…

 

  • No se perderá vuestra semilla, parece que nos dice; ni quedará infecundo vuestro esfuerzo.

 

  • Veréis a la justicia florecer, aunque sea invierno.

 

  • Es dura la misión que nos encomendaste, Señor.
    Pero merece la pena, lo siento, lo vivo y en nombre de tod@s los que te seguimos y queremos ser tus testigos, te digo:

 

  • No nos dejes a la intemperie, Señor.
    Y te escucho:
    “Yo estaré con vosotr@s, con la fuerza de mi Espíritu”. AMÉN.

 

  •                        Z U R I Ñ E

Orar con el Evangelio (Jn. 20, 19-31)

SEGUNDO DOMINGO DE PASCUA. – B – (Abril 19 -09)

 ·                     Jesús resucitado:
·                     Los días de Pascua sentimos especialmente tu  amor y tu lealtad: “No os voy a dejar desamparados, volveré con vosotr@s” nos dices.
·                     Al reunirnos para recordarte, como los primeros discípulos, te creemos “en medio”, en el centro del corazón, de la comunidad, del mundo. Sentimos que nos llega tu paz; al sentirnos amados y perdonados por el Padre.
·                     “ Nos llenamos de alegría al verte” con tus manos y costado abiertos a los hermanos, especialmente sensible a los más débiles, mendigando a nuestra puerta escucha y atención,
·                     Oímos tu voz sobre nosotr@s: “Recibid el Espíritu Santo…” tu Espíritu de amor sin medida tu confianza en las manos del Padre.
·                     Tu fuerza para denunciar, el abuso de poder, la desigualdad…,tu audacia para incumplir la ley que no da vida, tu compromiso por la igualdad fraternal…
·                     Como Tomás, hay  much@s que se resisten a tu Reino, tienen miedo a comprometerse por un mundo mejor, prefieren vivir para sí mismos, no les duele la miseria material y moral, están cerrad@s al amor gratuito.
·                     Jesús resucitado:
Exhala tu aliento sobre nosotr@s, inunda nuestro corazón con tu amor; ayúdanos a creer que el Padre no nos abandona nunca. Haznos sentir que Tú eres “el mismo ayer, hoy y siempre”. Ayúdanos en tu seguimiento para construir contigo el Reino: creyéndonos amados incondicionalmente por el Padre. Buscando contigo a las personas más necesitadas, comprometiéndonos a trabajar para suprimir el hambre y la enfermedad y ayudando a los abatidos por el odio y la desilusión.
·                     Jesús resucitado.
Queremos caminar contigo ahora y siempre, siguiendo y viviendo tu “Mensaje”.Por eso con gozo cantamos:
 ¡ALELUYA!
Jesús ha resucitado y nosotr@s con ÉL.                  

                              Z U R I Ñ E

Domingo 19 de abril – Domingo de la octava de Pascua

SEGUNDO DOMINGO DE PASCUA
Lecturas
Hch 4, 32-35  
Sal 117, 2-4. 16-18. 22-24  
1Jn 5, 1-6  
Jn 20, 19-31
 

PRIMERAS IDEAS

                Hasta hoy, desde el domingo pasado estamos en el “día en que actuó el Señor” -como hemos repetido en toda la semana- y hoy es la conclusión de ese gran día. Los textos, tanto de las eucaristías como de la Liturgia de las Horas, están dotados de una singularidad y unidad, que los hace excepcionales en todo el curso del año litúrgico. Ya esto nos pone en pista de la importancia de este día.

                Antes, este domingo llevaba el subtítulo de “in albis”, (en vestidos blancos) en referencia a la túnica blanca, que los bautizados recibían al salir de la piscina bautismal y que llevaban hasta este domingo. Ahora, por tradiciones polacas que han llegado al calendario universal con el anterior obispo de Roma, se llama de “la divina misericordia”. Como si el título fuera muy pascual o tuviera más que ver -por la fiesta o las lecturas- que cualquier otro día del año  con “la divina misericordia”.

Leer Más