Domingo 5 de abril – Domingo de Ramos

Lecturas
Is 50, 4-7  
Sal 21, 8-9. 17-20. 23-24  
Flp 2, 6-11  
Mc 14, 1- 15, 47
 

COMENTARIOS PRIMEROS

            Entre semana santa y triduo pascual. Cada una de las denominaciones tiene su historia y su entorno. Parece que semana santa tiene una carga mayor de la pasión y del sufrimiento en consecuencia. Triduo pascual la tiene de vida nueva y resurrección. Conviene señalar y repetir que el triduo pascual no incluye el jueves santo, de tanta tradición en nuestra cultura. El triduo son viernes, sábado y domingo. Luego con las complicaciones de cuándo es comienzo del día, se extiende al jueves a la tarde. Viernes y sábado son días de ayuno absoluto, incluido el eucarístico, pues en la tradición de Roma, el viernes y el sábado no hay culto, hasta el domingo de madrugada con la vigilia pascual. Ya parece entre nosotros algo aceptado la anticipación de la vigilia pascual a horas del fin de la tarde, comienzo de la noche. No hemos logrado darle la vida que tenían el jueves y el viernes, y acostumbrar a los creyentes a trasnochar en la espera del resucitado. En cambio, la misa de medianoche de Navidad es más fácil mantenerla. Arrastramos cosas incongruentes, pero dificilísimas de cambiar. ¿O serán caprichos de ‘liturgistas’?

Leer Más

Domingo 29 de marzo – V de Cuaresma

Lecturas
Jer 31, 31-34  
Sal 50, 3-4. 12-15  
Hb 5, 7-9  
Jn 12, 20-33
 

IDEAS SUELTAS

                Ya tan cerca de Pascua, habrá que ir adelantando la preparación de todo lo necesario para que resulte evidente que ella es la primera y fontal fiesta de todo el año. Que vayamos terminando con la falsedad de que lo sean la Navidad o los santos y vírgenes de las fiestas patronales. Que no haya que explicar nada de palabra, sino sólo que lo bien hecho y la importancia y solemnidad que le damos, deje clara la excepcionalidad de la fiesta.

Leer Más

ORAR CON EL EVANGELIO. (Jn. 12, 20-33)

     DOMINGO  V  DE  CUARESMA – B –  ( Marzo 29- 2009 )

 *         Señor Jesús: Este Evangelio nos introduce en lo profundo de tu corazón, de tu Espíritu. Tú mismo dices que:           
         
Ha llegado la hora”. Esa “hora”  está concentrada en tu pasión, muerte y resurrección.
                            

                            O R A C I Ó N

·                     Jesús del amor hasta la muerte:       Contemplando “tu hora”, resumen de todas las horas fraternales, viéndote entregar la vida por la verdad, descubriendo que aprendiste, sufriendo, a obedecer al amor, sintiendo tu “alma agitada” ante el sufrimiento eminente…
·                     Venimos, Señor, a pedirte que nos admitas en tu seguimiento:
·                     Que nos hagas grano de trigo dedicado a germinar vida.
·                     Que nos descentremos del egoísmo que sólo piensa en “lo nuestro”…  
·          Que nos encontremos construyendo tu Reino de vida para
tod@s, animad@s po tu mismo Espíritu. 

 ·                     Ayúdanos, Señor, a acoger la vida que Tú nos regalas y a cultivarla día a día para hacerla crecer hasta devolvértela como un fruto maduro.
·                     Enséñanos a desvivirnos como Tú, silenciosamente, como “el grano de trigo”  que cae en tierra y muere para convertirse en espiga, para hacerse comunidad, conscientes al mismo tiempo de que somos sierv@s inútiles
.
·                     Alienta en  nuestro corazón el amor que guió tu vida entera al servicio de los herman@s, estando cerca de los más alejadas, más necesitados, más marginad@s, como respuesta en fidelidad al Padre.
·                     Nosotr@s le damos mucha importancia  al “hacer”, pero Dios sabe sacar “fruto abundante” de nuestro “padecer”
.
·                     “Si un grano de trigo no cae en la tierra y muere, seguirá siendo un solo grano; pero si muere, dará fruto abundante.                    
                                                               
Z U R I Ñ E

ORAR CON EL EVANGELIO (lC. 1, 26-38)

       Nuestra Señora de la Anunciación (Marzo 25)

Virgen de los oídos abiertos, Mujer deseosa de hacer siempre lo que Dios te pide. 

Estás dispuesta a ser madre si ésta es la clara voluntad de tu Padre Dios. ¡A ti ninguna otra razón te motiva! ¡Nada más te interesa! Tú, María, no quieres discutirle a Dios.

No quieres argumentar buscando comodidades. Lo único que pides, eso sí, es comprender: “¿Cómo podrá suceder esto, si no convivo con ningún varón? “ Y Gabriel te da la más clara explicación: “Para los hombres es un imposible, pero para Dios, en realidad, todo es posible”. “Hágase en mí según tu palabra”, respondiste.
 

Dios sabrá “cómo podrá suceder esto”. Él tendrá planes sabios y sabrá conducir nuestra historia. Porque, si de la roca dura él hizo brotar el agua fresca, si envió codornices a unos hombres hambrientos, si alimentó a su pueblo con el maná del cielo, si una columna los alumbró de noche y los cubrió de día, si a Abraham anciano le dio un hijo de Sara estéril, también así, Madre, en tu seno virgen Él puede hacer que surja la vida del Mesías. 

Y tú le entregaste tu corazón, María. Te abandonaste en Dios. Confiaste totalmente en él. A él le das tus sueños, tus proyectos, tus hermosos planes, tu misma vida si es preciso. “Y el Verbo de Dios se hizo carne y para siempre habitó entre nosotros”. Y este Hermano nuestro, tu Hijo, nos acompaña hoy hasta el final del tiempo. amen                                   Z U R I Ñ E

ORAR CON EL EVANGELIO. (Jn. 3, 14 – 21)

                                  SEMANA CUARTA DE CUARESMA .  (Marzo 22 de 2009)  

·                      “Tanto amó Dios al mundo , que entregó a su Hijo”

·                      Frente a una imagen de Dios que a veces nos hemos forjado en nuestro interior, la revelación nos trata de derribar ese ídolo, presentando los designios de Dios sobre nosotr@s como designios de Amor y de Paz.

Nosotros recordamos hoy precisamente que Dios envió a su Hijo no para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por Él. Esa fue la tarea de Jesús toda su vida. Esa es la tarea que confío a su Iglesia  para que la continuara y  es la tarea que hemos asumido con el Bautismo.

 

                             ·                                         O R A C I Ó N 

*                      Señor Jesús:Hoy te contemplamos como el signo de la serpiente elevada por Moisés en el desierto. Levantado en la Cruz y exaltado en la resurrección.Hoy te contemplamos, Jesús de la vida, dándonos la clave de la existencia: “TANTO AMÓ DIOS AL MUNDO… ENTREGÓ A SU HIJO ÚNICO… PARA QUE TODOS,,, TENGAN VIDA… 

·                      Tu vida histórica, los detalles que conocemos, son para nosotr@s una luz en la oscuridad y nos dices como a Nicodemo que busquemos en nuestro interior, en nuestro corazón.
 ·                      Jesús crucificado y resucitado, envíanos tu Espíritu de vida que nos centre en lo primero que interesa al Padre de tod@s:
 ·                      En dar vida a quienes apenas la tienenEn acercar a tod@s el corazón compasivo, del Padre.En no imponer cargas En “salvar”  perdonando, reconciliando, sanando… 
·                      Envíanos tu Espíritu , que nos llene de tu Amor gratuito, fiel, lúcido, fecundo, universal,
·                      Jesús que “das el Espíritu sin medida”; danos fortaleza para dar la cara por los enfermos, pobres, los marginados.
·                      Danos humildad para reconocer nuestra infidelidad, tristeza, desesperanza…
·                     Jesús, aumenta nuestro sentido de de justicia, fraternidad, verdad… Reconstruye en nosotros el “amor primero, la ilusión aquella…”, que nos regaló la vida… 
*              Dios pone en nuestro camino personas, que nos ayudan y animan.       
Que en los momentos de gozo y de dificultad que nos toque vivir a lo 
largo de la semana, sepamos levantar nuestros ojos y veamos  en  Jesús El camino a SEGUIR. 
                                     Z U R I Ñ E  
 

Domingo 22 de marzo – IV de Cuaresma

Lecturas
2Cro 36, 14-16. 19-23  
Sal 136 1-6  
Ef 2, 4-10  
Jn 3, 14-21

IDEAS SUELTAS

                Cuando hablamos de los problemas de los textos de la Escritura, parece que siempre se tratara de textos concretos especialmente señalados por su crueldad, su patriarcalismo y machismo, por su violencia, por algunas de sus presentaciones de Dios. Es más grave cuando se trata de hilos de conexión que la afectan por entero y que resulta difícil deshacer sin estropear el tejido entero. Muchísimos textos vienen afectados de una visión de la historia que resulta arriesgado mantener hoy por entero. Las desgracias en la historia son castigos de Dios y los éxitos, su perdón y premio consiguiente. Unidos de manera  inseparable, los textos de los profetas que los anuncian o interpretan quedan afectados del mismo mal. Hoy damos por descontado que no vale el esquema simple de castigar a los malos y premiar a los buenos. La Escritura misma recoge ya la extrañeza y el escándalo de que los malos triunfen y tengan éxito y los buenos fracasen y sufran (Jer, Job, Qo, Hab, 2º Is, Sal). Esa discontinuidad en lo personal entre el bien y el éxito o el mal y el fracaso, habremos de aplicarla también a los colectivos y los pueblos, sin exceptuar a Israel. No se puede leer la historia como una sucesión de premios y castigos de Dios por comportamientos igualmente históricos. En personas hemos renunciado a ello, pero no sé si tan claramente en pueblos o comunidades. Y ésto no quiere decir que la acumulación de errores y pecados no traiga consecuencias a los pueblos.

Leer Más

ORAR CON EL EVANGELIO. (Mt. 1, 18-25)

                        FESTIVIDAD DE SAN JOSÉ 

·                    San José, esposo de la Virgen María, es un santo amado como pocos en la Iglesia. Humilde, trabajador, fiel. Supo responder a Dios en una misión difícil. El Evangelio nos dice que fue hombre justo, santo. Fue él quien dio nombre al Hijo de Dios, quien lo introdujo en la casa de David. Así, Jesús entró en la línea de las promesas como el nuevo David, el liberador y unificador del pueblo. José, junto con María, su esposa, esperó al Salvador y tuvo la alegría de protagonizar de cerca su entrada en la historia.                            

·                                               O R A C I Ó N 

·                    Ayúdanos y protégenos, Señor  por intercesión de San José,Y derrama tu gracia sobre nosotr@s. 

·                    Ayuda, Señor a tu Iglesia. Haz que crezca como familia de Dios yServidora de la humanidad. 

·                    yuda, Señor, a nuestras familias; Haz que conserven la unidad, que crezcan en gracia, y ayuden al desarrollo personal de sus miembros. 

·                    Ayuda, Señor, a los padres y educadores para que puedan cumplir su misión, y no se desanimen en las dificultades.   

 ·                    Ayuda, Señor, a los sacerdotes y religios@s para que vivan  entusiasmad@s  su vocación de hacer presente a Jesucristo. 

·                    Ayuda y protégenos, Señor, a tod@s; para que con la protección de San José sepamos escuchar la llamada vocacional y ser fieles a nuestra misión. 

*          En este día, te pedimos también, por los que se preparan para el  ministerio Sacerdotal  y para que surjan nuevas vocaciones . Amén                                              

                                              Z U R I Ñ E

 

Domingo 15 de marzo – III de cuaresma

Lecturas
Ex 20, 1-17  
Sal 18, 8-11  
1Cor 1, 22-25  
Jn 2, 13-25
                

REFLEXIONES PRIMERAS

                En las lecturas, el templo y la ley. ¿Qué actitud adoptó Jesús ante ellos? Muy probablemente ni el desprecio ni la corrección continua de la ley que solían explicarnos como típica de Jesús. Sabemos que era asiduo a la sinagoga y participaba en ella. Respecto a la ley, dejó claro que había de someterse al plan original de Dios y que su carácter es instrumental al servicio de las personas. En el templo estuvo presente y enseñaba en él.

Leer Más

ORAR CON EL EVANGELIO. (Jn. 2, 13-25)

*  TERCERA SEMANA DE CUARESMA. (Marzo 15 – o9) 

*   Este pasaje simbólico,  del Evangelio, nos muestra a Jesús como violento.
*   En realidad yo creo que lo que nos dice es que Jesús se revela contra un mundo desigual, mundo en el que el  “dinero” cuenta más que las personas. 

*   El Templo de Jerusalén era el lugar de la “presencia de Dios”  y lo convierten en un “mercado” donde se trampea y explota a las personas. 

*   Los que nos confesamos seguidores de Jesús, no podemos tener como prioritario el “dinero”, el “poder”, el “prestigio”.No podemos admitir la exclusión de ningún ser humano por  ninguna causa. 

*   Esta actitud, valiente de Jesús, molesta. Y ante el “ataque” de los judíos, Él les dice: “DESTRUID ESTE TEMPLO Y EN TRES DÍAS  LO LEVANTARÉ. Refiriéndose a su Persona. Él es el VERDADERO TEMPLO DE DIOS. 

*   Nos enseña, que en su humanidad se realiza la presencia de Dios. Que Dios se hace presente en el ser humano, en la realidad humana.
*   Este fue el motivo de su ENCARNACIÓN. 

*   Por eso, la muerte y Resurrección de Jesús,  inician una nueva realidad, donde lo fundamental para Dios, es el ser humano, hecho a su imagen y semejanza. 

*   Esta ha sido mi reflexión al profundizar y orar con este evangelio
.
·                     ¿Nos comunicarás la tuya?. 

                                          O R A C I Ó N 

·                     Señor Jesús:*    Te vemos de nuevo en “Jerusalén”, siempre guiado por el Espíritu, actuando con valentía y energía… Y sólo dices: “¡Quitad esto de aquí!.  No convirtáis  en un “mercado” la casa de mi Padre. La casa de Dios es casa de oración. 

* Jesús, con tu Encarnación y vida entre nosotr@s, con tu Resurrección, con tu Espíritu, comprendemos (aunque a veces con sombras) que Tú, estás en el Padre, que nosotr@s estamos en Ti  y Tú en nosotr@s. (Jn.14,20). 

*   Vemos con tu actuación, que es imposible “comerciar” con Dios, manipularle para nuestros intereses, darle culto de jerarquía y poder. 

*  Queremos reconocerte Dios Padre, como nos lo muestra Jesús. A Él le pedimos ayuda para verte, como Dios que:  Nos amas gratuitamente siempre y en todo lugar.
*  Que te haces presente en la fragilidad  de los más pobres.
*  Que nos reúnes contigo, en la comunidad de iguales, en la  fraternidad.
* Con tu Espíritu, nos haces llamarte Padre y nos mueves a   Amar como Tú nos amas.
*                     Señor Jesús
:
* Tú, tenías una mirada muy especial sobre el Templo, los sacrificios, los pobres del mundo. Querías verlos con los ojos del Padre. También nosotr@s queremos hoy mirar las cosas a la luz de tu evangelio. Para ser testigos tuyos en nuestros ambientes, sensibles a los problemas de nuestros herman@s, de los más pobres, de los que no cuentan. Porque ellos son hoy tu templo, el templo en el que Tú  habitas. AMÉN                               
                                                                                       
Z U R I Ñ E

 

ORAR CON EL EVANGELIO. (Mc. 9, 2-10)

ORAR CON EL EVANGELIO. (Mc. 9, 2-10)

SEGUNDO DOMINGO DE CUARESMA. (Marzo 8-09)

*              En el Evangelio de hoy se nos narra el hecho de la “transfiguración” del Señor. Fue como una anticipación de lo que será el cielo.

*              Por eso en la montaña ante lo que ve y oye, exclama lo bien que se está junto a Cristo. Eso es el Cielo. Estar con Dios para siempre.

*              Algun@s,  dicen: “Si el cielo es estar con Dios, yo me voy a aburrir, porque yo en la Iglesia me aburro”…

*              Eso es porque realmente no conocemos bien a Dios y eso creo yo que hoy nos quiere comunicar la transfiguración de Jesús, que sólo, a través de Él, llegamos a descubrir  el Amor de Dios y el gozar con Él y ser felices para siempre. Pero hay que seguir el camino de Jesús: “Muerte y resurrección!…

*              Nosotr@s somos cristian@s. No somos seguidores de Moisés; Observamos la ley y los preceptos del antiguo Testamento porque nos hacen bien, pero la verdadera VOLUNTAD DE DIOS la ESCUCHANOS en JESÚS.

*              No somos tampoco seguidores de Elías; sí estamos atent@s a las llamadas de los profetasPero la verdadera LLAMADA DE DIOS la escuchamos a través de JESÚS.

*              Así dice la voz de Dios que sale de la nube en la Transfiguración:
 
           “ESTE ES MI HIJO AMADO, “ESCUCHADLE A ÉL 

*              ESCUCHAR A JESÚS significa creer que nos   habla.  Desear que nos hable, acoger su  Palabra, desoír otras voces que nos desorientan. Obedecer fielmente su LLAMADA.

*            Pero para eso:  “HAY QUE SUBIR A LA MONTAÑA” Y  eso requiere esfuerzo, fidelidad, esperanza , valentía.

                                   O R A C I Ó N

 *            Señor, ayúdanos a subir, subir a la montaña
              y olvidar los tristes sentimientos.
              Para ello tenemos que ORAR, tú y yo.
             Y así serán momentos de encender esas luces
             Que no engañan. 

*           Y el monte en la transfiguración, se encendió:
                    Y de sus entrañas brotó: Luz, el fuego de la
 
                    Palabra, el viento, la nube de gloria.
                   Apareció ese DIOS que te quema y no daña.
                   Y la voz  que nos señala el camino para subir… 

                  “ESTE ES MI HIJO AMADO”.
                   “ESCUCHADLE, A ÉL”

                   Eso sucederá, si subimos a la montaña y oramos. 

*          Ayúdanos, Señor a subir a la montaña
                  Que en CUARESMA es:
                  ORAR, AGRADECER, PEDIR PERDÓN, ESPERAR
 
                  CON PACIENCIA, CAMBIAR DE VIDA, SERVIR.
                  VIVIR LA PAZ Y LA ALEGRÍA de subir hacia la
                    PASCUA. Que será la gran fiesta. La alegría. 

*                 Y en la montaña, sentiremos la presencia de Dios,
                       
                 su cercanía. La noche convertida en mediodía, y lo
                 Eterno rozando nuestra historia del día a día.
                 El  gozo y la alegría, será: ¡TEOFANÍA!.
 
                 MANIFESTACIÓN DEL DIOS DE LA VIDA. 

*               Hay que subir a la montaña, sí,  pero luego,
         Bajar a la “vida”, como dice JESÚS a Pedro.
         Y Él, JESÚS, en nuestra compañía.
 
          Él “transfigurará” nuestra vida. La transformará.

                                  Z U R I Ñ E