El bautismo del Señor. Domingo 11 de enero de 2009

Is 55, 1-11  
Sal: Is 12, 2-3. 4b-6  
1Jn 5, 1-9  
Mc 1, 7-11
  

COSAS SUELTAS EN TORNO AL BAUTISMO

El bautismo cristiano no es el bautismo de Juan en el desierto. En el libro de los Hch aparecen en Éfeso unos bautizados que no saben nada del Espíritu Santo ni lo han recibido. Son seguidores del Bautista (Hch 19, 2-4). Nuestros bautismos durante siglos han insistido mucho en la limpieza del pecado y poquísimo en el hecho de recibir el Espíritu Santo. Siguen muy de cerca el bautismo de Juan y no se atreven a acercarse al misterio cristiano. La ausencia de este Espíritu creador ha sido escandalosa en la teología occidental y, sin él, los sacramentos se convierten en milagrería inexplicable. Primero que nada, volvamos al Espíritu.

Parece que desde muy pronto se admitió a infantes al bautismo. Se partía de otra visión de la familia y de los derechos de sus miembros, que incluían de la manera más natural el derecho de los padres a incorporarlos a una determinada religión. Así era, en ocasiones, por familias. La práctica habitual exigía una larga preparación para los adultos. Los tiempos más boyantes de la catequesis de adultos (catecúmenos, mejor) fueron los siglos IV y V, como se descubre por textos numerosos de los santos padres. Se ha exigido mucho más a los cristianos de países de misión que a los de países oficialmente cristianizados. Uno de los libros mejor construidos de la reforma litúrgica conciliar es el llamado “Ritual de la iniciación cristiana de adultos” (RICA). Está lleno de ritos litúrgicos y de catequesis y oraciones muy aprovechables hoy para cualquier preparación bautismal.

Leer Más

ORAR CON EL EVANGELIO – BAUTISMO DE JESÚS

La fiesta del bautismo de Jesús, después de los treinta años largos de vida oculta, es una nueva manifestación de Dios. Ahora, no en una cuna o en una casa, ni en el tem­plo, sino en el río. Se manifestó en Belén, vestido de carne, y nos alegramos con el Dios hecho niño, con la ternura de Dios. Se mani­festó a los magos, luz de las gentes, y nos abrimos a la fe y a la esperanza, estrella que alegra la noche. Se manifestó en el templo, llevado por sus padres, pero sólo unos ancia­nos vieron, y ya querían morir, ya no querían ver más co­sas. Ahora se manifiesta en el río Jordán como Siervo de Dios y de los hombres, Hijo predilecto y rebosante de Espíritu, pero entre pecadores, vestido con carne de peca­do, compromiso y entrega.  Si en la navidad se manifestó la bondad y la ternura de Dios, si en epifanía se manifestó el amor abierto y univer­sal de Dios, aquí se manifiesta el amor  cercano y solida­rio de Dios. Quiere decir que Dios ha asumido la condi­ción humana desde lo más dentro y más verdadero; que ha asumido todo lo humano, con sus miserias y sus grande­zas; que se ha metido dentro de nuestra piel, con todas sus consecuencias.
Palabra de Dios (Mc. 1, 7 – 11)

Leer Más

Primeras impresiones – CARTA DE DIOS A NOSOTR@S

Primeras impresiones
Carta de Dios a  nosotr@s

Querida  zuriñe. Y querid@s tod@s

Soy Dios. He recibido tu carta con ocasión de mi llegada a la tierra. Yo también te quiero comunicar mis primeras impresiones de recién llegado. Ya me había dicho mi Pa­dre la “locura de amor” que este viaje suponía. Y, querido hombre y mujer, te voy a decir una cosas; estar entre vosotros sólo es posible si se os quiere. Estoy con vosotros porque os quiero. Así de sencillo. Mi primer actuación ha sido, como me decías, salir a los lugares donde está la gente. Mira, ni se han enterado que andaba yo por allí. Las personas no me reconocen. Me confunden. Soy Dios con ellos y ni se enteran. Claro, por ahora no me doy a conocer. Esto de que sea Dios y hom­bre a la vez a algunos les va a parecer un poco extraño. Pues soy así.  Como os decía, os voy a contar mis primeras impresiones.

Leer Más

ORAR CON EL EVANGELIO – (Mt. 2, 1-12)

 

ORAR CON EL EVANGELIO –  (Mt.2, 1-12)Dios se manifiesta . EPIFANÍA                                   Epifanía significa manifestación. Jesús es la Epifanía de Dios, quien se manifiesta en la forma más indiscutible de humanidad, que es la de un niño. Pero hay una caracterís­tica importante de la epifanía de Dios en Jesús: es la de su universalidad. El relato de los Magos de Oriente manifies­ta claramente que para el amor de Dios no hay fronteras. “Dios ama a todos los hombres, quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad”. ¡Con cuánta frecuencia descalificamos a quienes profesan otras religiones, les consideramos inferiores, les hemos querido imponer “nuestra “ verdad, nuestra propia imagen de Dios…! La historia de los Magos nos habla de personas que buscan a Dios con sinceridad. Por eso lo encuentran. Sin embargo quienes creían estar más cerca de Dios, los conocedores de la Ley y los Profetas, no son capaces de descubrir al Mesías, al Dios hecho hombre. Abramos hoy nuestros horizontes, nuestra mente y nuestro corazón y descubramos la grandeza de Dios que se mani­fiesta a todos los hombres, sin hacer diferencia de raza, lengua o religión.

 

Leer Más

ORAR CON EL EVANGELIO (Jn. 1, 1-18)

DOMINGO II DESPUÉS DE NAVIDAD

            En este domingo oramos con el prólogo del Evangelio de S. Juan.Sí, para nosotr@s los creyentes en Jesús, el Dios con nosotros de la Navidad, la Palabra de Dios es la luz que alumbra a todo ser humano, que le posibilita que no viva en oscuridad continua, en una vida sin sentido. La palabra de Dios, por amor, ha venido a nosotr@s. Se ha mezclado con nosotr@s. esa Palabra es el “Hijo único del Padre”, aunque al mismo tiempo es una persona humana como tú y como yo.

            Dios nos habla desde Jesús. Por eso tan importante  “ORAR DESDE EL EVANGELIO.”            ¿Sabemos escucharlo con alegría?. ¿Sabemos responder a su amor?. ¿Sabemos comunicarnos con él?.

Leer Más

II Domingo de Navidad. 4 de enero de 2009

Lecturas
Si 24, 1-2. 8-12 
Ef 1, 3-6. 15-18  
Jn 1, 1-18
 

NAVIDAD, SABIDURÍA Y LOGOS

                Continuamos en el tiempo de Navidad y la liturgia de hoy se presta a las más altas teologías, en unas lecturas únicas para los tres ciclos.

                La sabiduría humana, el sabio entre su grupo, era importantísimo para la vida hasta hace poco y hemos tenido ocasión de hablar de ella aunque demasiado brevemente.Vamos a intentar decir algo sobre la Sabiduría, con mayúscula, diferente de la otra, pero tan próxima que puede que la humana sea su prolongación o aplicación.

Leer Más

ORAR CON EL EVANGELIO. (Lc. 2, 16-21)

ORAR CON EL EVANGELIO. (Lc. 2, 16-21) 

FIESTA DE. SANTA MARÍA MADRE DE DIOS. 

            Comenzamos un nuevo año y la primera festividad que celebramos es la de María, Madre de Dios.

            La liturgia por medio de Lucas, nos trae a la memoria algo muy  importante de las celebraciones navideñas que estamos viviendo:

            Unos personajes sencillos, unos pastores, reconocen la acción de Dios en algo tan normal y cotidiano como encontrar a un niño, a Jesús, acostado en un pesebre, con maría y José, sus padres.Y ello les anima  a dar gloria y alabanza a Dios.

            María, por su parte, “conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón”. Ella acoge la acción de dios y la hace suya.

            Estas dos actitudes que nos sugiere el Evangelio, sonFundamentales: saber ver la acción de Dios en lo simple y cotidiano, y dar gracias por ello y la escucha atenta, de la Palabra de Dios.Sólo así, cambiarán nuestras vidas y también la sociedad y la Iglesia, según el plan amoroso de Dios.

            Por eso, acudimos a Ella; 

Leer Más

ORAR CON EL EVANGELIO AL FINAL DEL AÑO

Jn. 1, 1-18

        ¡FELIZ AÑO NUEVO! Sí, feliz; deseamos sea feliz para tod@s los herman@s que nos cobijamos bajo un mismo techo, el firmamento, común a todas las personas sin distinción de clases ni de razas, porque a tod@s los amamos.

            Dicen los filósofos que la persona humana tiene como fin “conseguir la felicidad”.
            Es bueno que nos detengamos unos instantes “si tenemos tiempo”…para reflexionar y plantearnos algunos interrogantes.
            ¿Todas las personas pueden conseguir la felicidad?
        

Leer Más

Domingo de la octava de Navidad. Sagrada Familia

Lecturas
Gen 15, 1-6; 21, 1-3  
Sal 104, 1b-9  
Hb 11, 8. 11-12. 17-19  
Lc 2, 22-40

EN NAVIDAD Y EN FAMILIA.

      Nuestra tradición, más reciente de lo que parece, une con fuerza la navidad y la familia. Días de encuentros y de reconciliaciones, de disfrute por estar y sabernos juntos y, si cristianos todos, hasta de alegría por estar unidos y salvados. Con todo, la coincidencia de muchos y diversos también facilita las tensiones y enfrentamientos y, más que nada, las frustraciones por las expectativas puestas y el corto resultado.

Leer Más

ORAR CON EL EVANGELIO (lC.2, 22-40)

  

PREGÓN  DE  NAVIDAD. 

¡Despertar!, herman@s, despertar!Oíd que el silencio de la noche se rasga,
Y la Palabra se hace carne, se hace hombre
Y cumple las promesas anunciadas desde siempre.

El Señor, nuestra justicia,
El jefe de Israel,
Ha cruzado las puertas, está aquí. Celebramos su venida.
Porque se hace carne, se hace niño.
En Judá de Belén.
Tenemos la señal entre nosotr@s
La Virgen está encinta, y da a luz un hijo.
EMANUEL. DIOS CON NOSOTROS.
¡Despertar del sueño, despertar! 

¿No esperabais la luz?
Ved la noche rasgarse en resplandores
Porque llega la luz.  

Leer Más