Schönborn propone un Concilio para decidir sobre la ordenación de las mujeres

Cree que hay “margen para maniobrar” respecto a su participación en la Iglesia. Afirma que la ordenación de hombres casados “ciertamente se discutirá” en el Sínodo Pan-Amazónico.

El cardenal Christoph Schönborn quiere “un porcentaje más alto de mujeres en roles de liderazgo” en la Iglesia, y por eso propone un Concilio de la Iglesia para decidir sobre su ordenación “como diaconisas, sacerdotes y obispas”. Lo ha hecho en una entrevista publicada el Domingo de Resurrección, en la que también ha afirmado que la cuestión de la ordenación de hombres casados “ciertamente se discutirá”en el Sínodo Pan-Amazónico.

En su conversación con periodistas de los rotativos austriacos Die PresseSalzburger Nachrichten, el arzobispo de Viena ha opinado, a propósito de la ordenación tanto de las mujeres como de los hombres casados, que las “cuestiones organizativas” en la Iglesia “son importantes”, “y yo creo que hay margen para maniobrar, también un potencial necesario para cambiar”. “Una de las cuestiones claves es el papel de las mujeres en la Iglesia”, ha continuado el purpurado: “allí, hay una necesidad en todas las comunidades religiosas de desarrollarlo”.

Sobre quién en la Iglesia tiene la competencia para llevar a cabo dichos cambios o desarrollos, el cardenal Schönborn ha precisado que “la de la ordenación [de mujeres] es una cuestión que claramente solo puede clarificarla un Concilio. No puede decidir sobre ella un Papa solo. Es una cuestión demasiado grande como para decidir sobre ella desde el escritorio de un Papa”. Y es que, para el purpurado, aunque el Papa Juan Pablo II cerrara la puerta en su momento a que las mujeres se pudieran ordenar, en la Iglesia hay “un principio tradicional, el desarrollo de la doctrina”, cuyo peso se siente especialmente ahora, con el Papa Francisco, y eso de una forma “ilusionante”. Como ejemplo de dicho principio, el purpurado ha recurrido a la decisión del Papa Bergoglio, ya hace año y medio, de poner la fiesta de María Magdalena “en el mismo nivel que las de los apóstoles”. “Uno podría decir que es una cosa pequeña. Pero muestra un cambio de conciencia”, ha recalcado.

“La Iglesia es una comunidad: las decisiones grandes deben hacerse todos juntos”, ha precisado el también editor del Catecismo de la Iglesia, proponiendo en este sentido, y en la línea de su idea de que se convoque un Concilio, “que sigamos recorriendo el camino de la sinodalidad en la Iglesia, que el Papa no deja de promover”.

“Confío en que haya un nuevo Concilio, cuándo sea que venga. Juan XXIII reconoció en su época el momento adecuado, cuando nadie más lo esperaba. Confío en el Espíritu Santo”, ha dicho Schönborn. Fe en la tutela divina de la Iglesia que el cardenal espera que se palpe también en el Sínodo Pan-Amazónico planeado para octubre de 2019, en el que la cuestión de la ordenación de los hombres casados “ciertamente se discutirá”.

Cameron Doody en Religión Digital, 7 de abril de 2018