Karoline Mayer: «El Papa ha tomado una postura en favor de la mujer que muchos altos cargos no comprenden»

A sus 74 años, Karoline Mayer -la misionera alemana conocida como la «madre Teresa de Latinoamérica»- nunca se ha sentido «menos que un sacerdote o un obispo». Desde esta autoridad que le confiere el «amor político» que siente por el mundo, y que le lleva a «querer transformar la sociedad en una sociedad de bien común», acaba de lanzar una advertencia profética. La Iglesia, dentro de cuarenta años, «se transformará estructuralmente hasta no reconocerla», para acoger en su seno a las mujeres, a los no católicos y a los otros grupos que históricamente ha marginado.

En Barcelona para presentar su nuevo libro El secreto siempre es el amor (Plataforma Editorial), la religiosa de la Congregación Misionera de las Siervas del Espíritu Santo ha hablado de su deseo de que la Iglesia «cambie profundamente» para que «todas las iglesias cristianas -anglicana, presbiteriana, católica…- confluyan en una gran iglesia inspirada en el mensaje de Jesús».

El sueño de la misionera de que «todos los cristianos se sientan discípulos de Jesús, y tengan, como los budistas o los musulmanes, su propio maestro» no le parece «tan utópico», ha precisado, «ya que el Papa Francisco tiende a esta idea y a que las religiones convivan en armonía». No solo eso, de hecho, sino que el obispo de Roma -a juicio de Mayer- también es igual de consciente como ella que la renovación profunda de la que precisa la Iglesia ha de pasar igualmente y de una vez por todas por brindarle a la mujer el lugar y la dignidad que le corresponde. Panorama ante el que la religiosa invita a las mujeres a «no dejarse marginar, aunque la jerarquía tienda a ello». Leer mas…