Hasta que la Iglesia nos separe: sólo dos de cada diez matrimonios en España se celebran por la Iglesia

Demoledor informe. En 1931, Manuel Azaña proclamaba que «España ha dejado de ser católica». Casi un siglo después, el augurio del presidente de la II República está cerca de convertirse en realidad. Al menos, si atendemos a los datos del último informe de la Fundación Ferrer i Guardia que, entre otros apuntes, destaca que el 27% de los ciudadanos se declara no creyente, agnóstico o ateo, que más de la mitad de los jóvenes ya no creen en Dios, o que sólo dos de cada diez matrimonios se celebran por la Iglesia. La organización reclama la abolición de los Acuerdos Iglesia-Estado y un Estado plenamente laico.    Leer más (Jesús Bastante)