Curas y monjas defienden a niños migrantes. Terminan arrestados pero su protesta es poderosa

Enfundados en hábitos religiosos o portando carteles con imágenes de niños que han perecido bajo custodia federal, 70 curas, monjas y activistas católicos fueron arrestados hoy en un edificio del Senado tras protestar contra lo que tacharon como la detención “inmoral” de niños migrantes en la frontera sur. Los religiosos y activistas, de diversos grupos de fe en todo el país, llegaron a Washington para exigir una solución humana a la crisis migratoria en la frontera, y exigir el cese de la detención de menores. Alrededor de 200 activistas se tomaron la rotonda de mármol del edificio Russell del Senado…    Leer más (María Peña)