Brexit es Brexit

Pero deberían preguntarse los habitantes de la Unión Europea si, ante tal hipotético evento, no sería igualmente exigible un referéndum paralelo en el resto de países de la Unión para decidir si deseamos nosotros acoger de nuevo en la casa paterna a Theresa May y sus súbditos -los díscolos y los fieles a la Unión- o, por el contrario, nos sentiríamos más inclinados a exigir al Reino Unido el cumplimiento del resultado del sufragio adoptado hace más de dos años, con independencia de que su consecuencia sea el progreso o el abismo.  Leer más (Cristianisme i Justicia)