Otros cuatro años para seguir avanzando

Diario de Noticias

La toma de posesión de Chivite evidenció una vez más que Navarra es mucho más rica en matices, pluralidad y actitudes que la indigna campaña de mentiras, insultos y sandeces que la utilizan como objeto de sus intereses políticos y partidistas.

María Chivite tomó ayer posesión como nueva presidenta de Navarra en un acto institucional que contó con una amplia representación política, social, económica, empresarial, municipal e institucional de Navarra y la presencia de los ministros Ábalos y Luis Planas y el lehendakari Urkullu. De hecho, las únicas ausencias sonadas fueron las de los expresidentes Del Burgo, Sanz y Barcina -también las de Urralburu y Otano, aunque por razones diferentes-, que faltaron a su obligación institucional en una muestra pública de malestar infantil y dejaron abandonado a Javier Esparza en el acto. Cosa que no hizo el también expresidente Juan Cruz Alli, quien una vez más dio una lección política sobre el alcance de los valores democráticos y la realidad social y política de Navarra.

El discurso de Chivite, quien incidió en buena parte de los compromisos políticos que expuso Barkos hace cuatro años, evidenció que esta comunidad es mucho más rica en matices, planteamientos, actitudes y pluralidad que el reduccionismo maniqueo al que se le ha sometido en las últimas décadas y al que algunos aún se han aferrado desesperadamente estos dos últimos meses. 

Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *