Mujeres indígenas a los padres sinodales: “tienen miedo a abrirse a esa posibilidad nueva de un cambio profundo en la Iglesia”

«Estamos siendo directas, no estamos con diplomacias, ni con protocolos creo que esa es la diferencia de la participación de las mujeres indígenas»

«Los pueblos indígenas estamos acá viendo a la Iglesia como un aliado»

«Nosotros estamos aquí para tratar que se mueva ese cambio, que sea una verdadera transformación»

Luis Miguel Modino,enviado especial al Sínodo

Muchos de los participantes de la asamblea sinodal coinciden en que las voces de las mujeres están siendo de especial importancia, especialmente de las representantes de los pueblos indígenas. Dos de ellas son Patricia Gualinga, del pueblo kichwa de Sarayaku, en Ecuador, y Anitalia Pijachi, indígena okaina witito, de Ciolombia, quienes dicen hablar desde la vida real.

Ellas reclaman mayor presencia de los obispos entre la gente, que los padres sinodales “puedan asumir, aprobar, para que realmente este esfuerzo haya valido la pena”. De hecho, ellas reconocen que “estamos siendo directas, no estamos con diplomacias, ni con protocolos”. Dicen ver al Papa Francisco como alguien muy abierto y con gran capacidad de escucha, y a la Iglesia como una aliada.

A los padres sinodales les dicen que “tienen miedo a abrirse a esa posibilidad nueva de un cambio profundo en la Iglesia”, por lo que les piden “que sean los precursores de ese cambio profundo”. De hecho, consideran que ya se han dado cambios en los últimos años, reconociendo la importancia del Papa Francisco en ese proceso.  Leer más…