Monseñor Roselló: «¿Es posible un trabajo justo… o es un sueño?»

Religión Digital

La fiesta de San José Obrero está íntimamente ligada a la Jornada Mundial del Trabajo

El sentido religioso de esta fiesta fue instituida por Pío XII el 1 de mayo de 1955, ante la Asociación Cristiana de Trabajadores Italianos (ACTI), reunidos en la plaza de San Pedro

La fiesta es consecuencia de las luchas obreras que se estaban realizando en muchas partes del mundo, casi un siglo antes

Este día cobra protagonismo el movimiento por el ‘Trabajo Decente’, que significa desempeñar un trabajo productivo en condiciones de libertad, equidad, seguridad y dignidad humana, en el que los derechos son protegidos y que cuenta con remuneración adecuada y protección social

(Iglesia de Navarra).- El próximo 1 de mayo, la Iglesia nos regala la fiesta de San José Obrero. Fiesta que está íntimamente ligada a la Jornada Mundial del Trabajo. El sentido religioso de esta fiesta fue instituida por Pío XII el 1 de mayo de 1955, ante la Asociación Cristiana de Trabajadores Italianos (ACTI), reunidos en la plaza de San Pedro. Una fiesta que es consecuencia de las luchas obreras que se estaban realizando en muchas partes del mundo, casi un siglo antes.

Este día es consecuencia de la huelga en Estados Unidos, donde la Federación Americana del Trabajo, convocó para el 1 de mayo de 1868 una huelga general pidiendo que se estableciese la jornada máxima de trabajo de 8 horas, la huelga fue especialmente seguida en Chicago, fue dura y se prolongó durante los días 2 y 3, con numerosos heridos y muertos. Aunque con muchos años de diferencia, la Iglesia también se quiso sumar a esta lucha por la justicia y la igualdad en los derechos de los trabajadores…Leer más