Mariano Delgado: «Francisco sabe que las cosas no pueden seguir como están»

Religión Digital

«Ratzinger expresaba así lo que pensaba el movimiento de despertar preconciliar: el cristianismo católico debe dejar de conservar la forma de la Edad Media, apenas modificada por la reforma tridentina y a la sombra del ultramontanismo»

«Un problema importante es que muchos no reconocen la necesidad de la transición y abogan por las soluciones de la época de la Iglesia antigua del segundo milenio para la Iglesia del mundo actual, que ahora vive su canto del cisne»

«Necesitamos el valor de convertirnos en ‘minorías cognitivas’ que permanezcan abiertas al mundo y no se replieguen en el ‘gueto’ de los afines»

«Algo parecido podría decirse de la «reforma estructural» de la Iglesia, en el aire desde el Concilio y particularmente esperada de este Papa, pero que finalmente apenas ha despegado»

«Debemos admitir finalmente ante nosotros mismos que el cristianismo, en la forma en que se ha conservado durante siglos, no se entiende básicamente mejor aquí que en Asia y África. No sólo es extraño allí, sino también aquí, porque se ha perdido un paso: el paso de la Edad Media a la era moderna. El cristianismo no vive aquí en nuestra propia forma, sino en una forma que nos es en gran medida ajena, la forma de la Edad Media».

Esto es lo que dijo el joven teólogo Joseph Ratzinger en 1960, en vísperas del Concilio, en relación con la discusión sobre la acomodación del cristianismo europeo en los «territorios de misión». Y añadía: «Así pues, la tarea primordial que se propone la teología con respecto a la misión no es la ‘acomodación’ a las culturas orientales o africanas, sino la ‘acomodación’ a nuestro propio espíritu actual»Leer más (Mariano Delgado)