La Iglesia española no investigará los casos de abusos sexuales del pasado

El cardenal Blázquez alega que no tiene autoridad sobre las diócesis para encargarles este tipo de estudio

Primera reacción de la Conferencia Episcopal Española (CEE) después de la cumbre por la Protección de la Infancia celebrada entre el 21 y el 24 de febrero en el Vaticano. Su presidente, el cardenal Ricardo Blázquez, que ha sido uno de los 190 líderes religiosos convocados por el papa Francisco a un encuentro elaborado para ser un punto de inflexión en la peor crisis que vive la institución en su milenaria historia, ha asegurado este martes que, desde la conferencia, «no se encargará a las diócesis un informe sobre los casos de pederastia que han podido ocurrir en el seno de la Iglesia católica alegando que «no tiene autoridad» para hacerlo. 

Tres días después de la cumbre en el Vaticano, y a pesar de ser cierto que la conferencia -que funciona como un órgano colegiado que debe respetar la autonomía de cada diócesis- no tiene autoridad para dar órdenes a los obispos españoles, ha sorprendido que se haya mostrado tan tajante y ni siquiera haya animado a las respectivas diócesis a escarbar por su cuenta en el pasado. 

El cardenal ha señalado que está a la espera de recibir del Vaticano las normas de actuación frente a los casos de abusos sexuales a menores, que aún se están elaborando tras la cumbre de Roma y que serán comunes para toda la Iglesia católica.  Leer más