La democracia en Venezuela es del pueblo, no de la oligarquía

Óscar Fortín en Atrio

El autor hace aquí un análisis sobre la democracia venezolana y no duda en aplicar este término a la democracia popular bolivariana o chavista de Venezuela, reafirmando su esperanza de que la posición vaticana definitiva no esté tan alineada para siempre con las oligarquías conservadoras dada la brecha que a contracorriente está abriendo Francisco.

El pueblo venezolano, como poder político, nació con la llegada de Chávez en 1998, electo nuevo presidente de Venezuela. Por primera vez en la historia de ese país el pueblo fue llamado a participar a la redacción de una nueva constitución que responda a sus necesidades. Una constituyente del pueblo fue creada y una nueva constitución fue presentada a la decisión del pueblo por referéndum. Con los votos de la mayoría del pueblo esta constitución fue aceptada como Ley fundamental del país.

        En esta constitución, el pueblo habla de democracia participativa, de socialismo humano que se dedica ante todo al bien común de todos, empezando por los más pobres y humildes. Igualmente, en esta constitución, el pueblo se declara anti-imperialista, soberano e independiente.  Leer más