Jesús Martínez Gordo: «El (im)posible sacerdocio de la mujer»

Jesús Martínez Gordo
Religión Digital

«Partiremos de la Carta Apostólica “Ordinatio sacerdotalis” de Juan Pablo II (1994), una apropiación unipersonal de un tipo de magisterio reconocido y tipificado como “ordinario y universal del papa con los obispos”

«La solución definitiva de este asunto puede pasar por la celebración de un Sínodo Extraordinario o, en su caso, Especial y Deliberativo»

«La decisión de Juan Pablo II es un magisterio inerrante y falible o reformable»

«Ser fiel a la tradición ‘viva’ de la Iglesia es incompatible con el ‘arqueologismo’, todavía tan al uso en muchos posicionamientos magisteriales, exegéticos y teológicos»

«No es de extrañar que sean muchos los teólogos y los cristianos con dificultades para aceptar que es voluntad de Dios que el ministerio ordenado sea así y para siempre»

(Iglesia viva).- La petición del sacerdocio femenino ha estado presente, con muchos altibajos, a lo largo de la historia de la Iglesia. Pero ha sido en el postconcilio cuando ha resurgido con una enorme fuerza… Leer más…