Fiducia supplicans: «No es lo que cambia, sino el pánico a los pasos que puedan seguir»

Religión Digital

Francisco ha mostrado no solo la “misericordia de Dios”, que acepta y acoge a todos, sino la necesidad de que la actual legislación eclesial cambie. Que se den reales y concretos pasos para que esas personas sientan que, verdaderamente, no solo Dios sino la Iglesia en su legislación y su práctica concretas, los reconocen personas normales y con todos sus derechos

Se cuida muy bien de dos cosas: de que nadie pueda decir que se dan pasos hacia la consideración de esas “situaciones irregulares de pareja” como sacramento y de que no haya ningún rito establecido para que las “bendiciones” otorgadas se vean como pasos que puedan equiparar o conducir a pensar en ello, que no confunda o pueda confundir a nadie

Enorme revuelo se ha armado en la iglesia a propósito de la declaración Fiduci supplicans, publicada por el Dicasterio para la Doctrina de la Fe y firmada por el papa Francisco. El Dicasterio está presidido por el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Víctor Manuel Fernandez, quien fuera contestado severamente por el sector más conservador de la Iglesia desde el momento de su nombramiento como Prefecto de tal Dicasterio (antiguamente llamado “el Santo Oficio”). Sinceramente fue uno de los pasos más audaces del actual Papa en la Reforma de la Curia. Paso que otros muchos agradecemos.

Ahora, al publicarse la Declaración, las reacciones en contra no se han hecho esperar. Veamos algunas cuestiones de fondo:

  1. El documento explícitamente trata sobre “las bendiciones a las parejas en situaciones irregulares y a las parejas del mismo sexo”, no de otra cosa..Leer más (José Mª Rojo G)