¿Es el islam una solución?

blogs.publico.es

Con frecuencia se plantea la pregunta de por qué los árabes y musulmanes sufren un evidente atraso en diferentes ámbitos -social, científico, económico y tecnológico- en comparación con otras naciones que han conseguido un claro avance y desarrollo. La inmediata respuesta de la clase conservadora es que los pueblos árabes y musulmanes se han alejado de su fe y se han olvidado del islam, el cual es la solución de todos sus problemas.

«El islam es la solución» es el lema de los islamistas, grupos e individuos que vienen repitiendo este eslogan desde hace varias décadas. Es el logotipo del grupo de los Hermanos musulmanes de Egipto y de otros partidos islamistas, incluso el Partido de los Trabajadores Egipcios.

Empezó a oírse con más insistencia después de la derrota de los ejércitos árabes frente a Israel en junio de 1967. Las fuerzas islamistas acusaron de este fracaso a los sistemas políticos puestos en marcha en el mundo árabe como el nacionalismo–panarabismo, el socialismo, el comunismo… Para el islamismo, este eslogan representa una especie de vara mágica que podía sacar a los seguidores de esta religión del largo letargo que envuelve sus vidas y su pensamiento. Recurrir a esta falacia no es más que una postura y un sentimiento de incapacidad y dependencia que busca el camino más corto para escapar del atolladero que inmoviliza a millones de árabes y musulmanes, los cuales buscan en su fe una solución, aspiran a encontrar un remedio en los catorce siglos de historia del islam y piden fuerza al señor de los cielos, que les socorra para renacer y obtener una victoria sobre los infieles. Una actitud de ignorancia y desesperación que se aferra a un clavo ardiente…Leer más…(WALEED SALEH)