En Brasil, con Bolsonaro, ganó la economía que mata

Luis Miguel Modino

En la sociedad actual la economía pretende someter todo lo que está a su alrededor, inclusive la política y también la religión. Quien se rebela contra ese sistema, antes o después es perseguido, calumniado y apartado.

En las elecciones en Brasil, que han convertido en futuro presidente al ultraderechista Jair Bolsonaro, con una ventaja de más de diez millones de votos, la religión ha tenido un papel importante en el discurso de ambos candidatos. Y el apoyo de las grandes Iglesias evangélicas pentecostales, encabezadas por la Iglesia Universal de Edir Macedo, ha sido uno de los factores, no el único, que ha inclinado la balanza. Por parte de la Iglesia católica, la postura oficial de la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil – CNBB, fue de neutralidad, con diferentes notas que dejaban claros los principios que deberían seguir los católicos.      Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *