El Vaticano sugiere que se debe criminalizar a los clientes de la prostitución para luchar contra la trata

Hernán Reyes Alcaide

La sección de migrantes, responsabilidad del papa, publica “directivas pastorales” sobre el tráfico humano. Comprar ‘servicios sexuales’ en todas sus formas, incluida la pornografía, es una lesión grave para la dignidad humana.

«Los Estados deben considerar la posibilidad de criminalizar a quienes se aprovechan de la prostitución u otras formas de explotación sexual que proporcionan las víctimas de la trata. La responsabilidad debe determinarse a lo largo de toda la cadena de suministro», reclamó el documento. Según el Vaticano, la posibilidad de culpabilizar debe alcanzar «incluso cuando la trata de personas se utiliza para matrimonios forzados, servidumbre, mendicidad forzada, tráfico de órganos y explotación reproductiva».

En ese marco, el reclamo es que se promuevan «campañas de sensibilización sobre las responsabilidades legales de quienes generan la aplicación de la trata de personas, tanto a nivel nacional como internacional, con la cooperación de todas las partes interesadas».   Leer más