El grito del Papa al mundo: «Corremos el riesgo de no escuchar los gritos de dolor y desesperación de muchos de nuestros hermanos y hermanas»

Religión Digital

«Nos hemos habituado  de tal manera que inmensas tragedias ya se pasan por alto»

«El Verbo se hizo carne para dialogar con nosotros. Dios no quiere tener un monólogo, sino un diálogo»

«Haz que los corazones sean generosos, para hacer llegar la asistencia necesaria, especialmente las vacunas, a las poblaciones más pobres»

Siria, Irak, Yemen, Líbano, Tierra Santa, Afganistán, Myanmar, Ucrania, Etiopía, el Sahel, Norte de Arica, Sudán del Sur… pero también las mujeres maltratadas, los niños abusados, los ancianos, las familias, los enfermos, emigrantes y refugiados… y la Madre Tierra, en el recuerdo del Pontífice

«Él es la Palabra de Dios y se ha hecho un infante, sólo capaz de llorar y necesitado de todo. Ha querido aprender a hablar, como cada niño, para que aprendiésemos a  escuchar a Dios, nuestro Padre, a escucharnos entre nosotros y a dialogar como hermanos y  hermanas»

Ya es Navidad en todo el mundo. El Niño Dios ha nacido, un año más, llenando el mundo de esperanza. Una esperanza que ha de traducirse en el fin de los conflictos bélicos, en esa ‘tercera guerra mundial a pedazos’ que tantas veces ha denunciado el Papa Francisco, y cuyos ecos quiso reivindicar, desde el balcón de las bendiciones, en la tradicional (y hoy, lluviosa) bendición ‘Urbi et Orbi’Leer más…(Jesús Bastante)