El drama que ocurrió en los internados de Canadá: un cortocircuito trágico y sin sentido

Religión Digital

«Todos en camino, pero como peregrinos, no dueños del mundo, sino personas que lo han recibido como un regalo y que lo recorren, con alegría, movidos por la gratitud por el don recibido. Y todos juntos»

Se dirige a los pueblos heridos precisamente porque han sufrido un proceso de cancelación de su propia identidad, de ahí la lección que subraya Francisco: «Aprendamos esto como individuos y como Iglesia: no oprimir nunca la conciencia del otro, no encadenar nunca la libertad de los que tenemos enfrente»

La «escuela» de los abuelos no puede fallar, por lo que, cuando el futuro se nos presenta apremiante e inquietante, debemos «volver siempre a esa escuela, donde aprendimos y experimentamos el amor».

Volver a las raíces, a la fuente. No por un gusto nostálgico, sino para seguir adelante, para afrontar los retos de la vida. En el tercer día de su peregrinación penitencial, el Papa Francisco, en dos momentos litúrgicos distintos, nos invita a reflexionar sobre lo importante, lo vital, que es una sana relación con el propio pasado, con la propia historia.

En un primer momento, en la misa celebrada por la mañana en el Commonwealth Stadium de Edmonton con motivo de la fiesta de los Santos Joaquín y Ana, el Papa habló de los abuelos, recordando dos aspectos: el primero es que «somos hijos de una historia que hay que cuidar»Leer más (Andrea Monda)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.