De una iglesia humillada a otra humilde

Atrio
Puede ayudar a perimetrar el incendio en la Iglesia y a concretar responsabilidades. En España solo los jesuitas han hecho un informe semejante al de la Iglesia francesa. AD.

Con este título, hago mío el deseo de Vèronique Garnier, una de las víctimas -en su adolescencia- de la pederastia eclesial, ante la publicación del Informe al respecto. Vèronique Garnier se pregunta si la Iglesia francesa, ante el escándalo desvelado por dicho Informe, será capaz de pasar “de la humillación a la humildad”. “Rezo por ello desde hace meses”.

El texto -encargado hace tres años, por los obispos franceses y la Conferencia de religiosos y religiosas de Francia a una comisión independiente, liderada por Jean-Marc Sauvé, exvicepresidente del Consejo de Estado- fue entregado el 5 de octubre a Mons. Éric de Moulins – Beaufort y a sor Véronique Margron. Es el resultado de 30 meses de investigación y 26.000 horas de trabajo realizadas por 22 comisarios, todos de manera voluntaria. En él se notifica -a partir de una encuesta realizada por el IFOP y el INSERM- que el número de víctimas abusadas por, entre 2.900 y 3.200, sacerdotes y religiosos asciende a 216.000, alcanzando tal cifra las 330.000 si se suman las provocadas por laicos al servicio de la Iglesia. Estos 330.000 niños, se recuerda, son el 1,2 % de los 5,5 millones de niños franceses que han sido víctimas de abusos durante los últimos 70 años, principalmente en el entorno familiar. E, igualmente, que esos más de 3.000 sacerdotes y religiosos son el 3 % del total de los 115.000 que lo han sido desde 1950. El Informe consta de 485 páginas, a las que hay que añadir otras más de 2.500 en anexos. Los obispos franceses lo estudiarán y debatirán en su próxima Asamblea. Retengo, de entre las muchas consideraciones, las siguientes…Leer más…(Jesús Martínez Gordo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *