De la ‘muerte negra’ al coronavirus: siglos de relación entre salud, ciencia y religión

Lucía López Alonso
Religión Digital
Cuando Hipócrates salvó a Atenas de una gran peste, los griegos supieron evolucionar del mito (la figura sanadora, por ejemplo, del centauro Quirón, un semidios) al logos, el descubrimiento de la ciencia a partir de la observación de la naturaleza

El hombre medieval supo integrar sus expectativas de fe (los milagros de los que nos han llegado grandes compilaciones) con respuestas desde el análisis de la realidad, es decir, a partir de diagnósticos y prácticas médicas

 

Antes de Cristo, en la Grecia clásica, todo parece indicar que Hipócrates salvó Atenas de una gran peste. Desde entonces, el mundo ha ido conociendo nuevas epidemias, plagas y enfermedades alarmantes, como la actual propagación del coronavirus. Tanto para enfrentarse a estos escenarios de emergencia sanitaria desde el pesimismo como para intentarlo desde el saber y el empirismo, la religión se ha combinado con la ciencia, consiguiendo a veces soluciones luminosas al miedo a morir. Leer más…