Ángel Santamaría, párroco de Belorado: “Aquí, nadie defiende a las monjas, principalmente por los compañeros de viaje que han elegido”

Religión Digital

“La mayoría de las personas de Belorado y pueblos de alrededor están perplejos.  No sé esperaban algo así. En ningún momento dieron pistas de lo que hicieron”

«No sé explican cómo unas monjas jóvenes y universitarias han podido caer en esas manos”, dice el sacerdote

“Al principio creía que era lo económico, que estaban agobiadas y que habían creído a estos tipos. Pero hacerse monja de clausura, dejarlo todo… y abandonar la Iglesia por dinero tampoco me cuadra”

«La gente siente que ya no hay vuelta atrás y que, pase lo que pase, es muy probable que Belorado pierda un monasterio que lleva aquí siglos”.

“Fui el primer sorprendido de la decisión de las monjas”. Y eso que Ángel Santamaría Saiz seguramente es una de las personas que mejor las conoce por dos razones: por ser párroco de Belorado, el lugar donde está enclavado el monasterio de las clarisas, y, además, capellán de las ahora religiosas cismáticas.

Y por eso está tan dolido y, siendo jovial pero discreto por naturaleza, se resiste a salir en los ‘papeles’: «Pon una foto de la parroquia». Lo suyo es ser un cura de pueblo, que vive al lado de su gente “las luchas, las alegrías y las penas», como dice la oración a Jesús Obrero de la HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica), el movimiento del que es consiliario…Leer más (José Manuel Vidal)