Inicio Enlaces Contactar Editores Cursos

Inicio » Organizaciones

917 laicos y 73 clérigos acusan a Munilla de una gestión patrimonial sin “profesionalidad, prudencia y transparencia”

José Manuel Vidal

Replican al obispo de San Sebastián que la nota de la Diócesis “ni desmiente ni aclara nada”. Le reprochan que no haga alusión alguna a los 700.000 euros invertidos en valores del Banco Popular y perdidos. 

Un ‘topo’ filtró al obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, el manifiesto de los críticos y, por eso, el obispo tenía lista la respuesta. Una contestación rápida (a las pocas horas de la publicación de la noticia en RD el pasado 28 de marzo) y que pretendía ser contundente, pero que, según los firmantes del documento es como la tinta del calamar, que esparce “confusión”, pero “ni desmiente ni aclara nada”.

El comunicado de monseñor Munilla llegó de inmediato a todos los medios de comunicación y a todos los curas y religiosos de la diócesis a través del correo electrónico. Una comunicación, en la que el obispo calificaba de “anónimo” el documento de los críticos. La respuesta de éstos es contundente y eleva el número de los firmantes a un millar de personas, entre curas, religiosos y laicos.

En un nuevo comunicado, el colectivo ’No a espaldas de la diócesis’ asegura que está integrado por “novecientos noventa cristianas y cristianos, un nutrido grupo de sacerdotes, cientos de laicas y laicos y religiosos y religiosas de nuestra Iglesia de Gipuzkoa. Concretamente, lo apoyan con su firma 73 sacerdotes, 53 de ellos son diocesanos y 20 religiosos, así como 917 agentes de pastoral de numerosas parroquias de la Diócesis, miembros de Consejos Pastorales Parroquiales, Consejos de economía, Caritas, Pastoral penitenciaria, Pastoral de la salud, Catequesis y Liturgia”.

Es evidente que el número de curas firmantes ha descendido, pasando de 131 en el primer manifiesto anti-Munilla de 2009, a los 73 de ahora. Y es que muchos sacerdotes no quieren firmar por miedo. Otros, los más mayores, no desean complicaciones en sus últimos años de vida. Muchos se han cansado de luchar. Y a algunos los ha ganado el obispos para su causa con puestos y prebendas. Por ejemplo, algunos vicarios que se significaron por dirigir antaño los ataques contra Munilla y que, ahora, forman parte de su equipo.

La critica principal a la respuesta preparada del obispo por parte de los críticos es que ”no aclara nada” y se queda en meras vaguedades. Y aportan casos concreto. Por ejemplo, no hace alusión alguna a los 700.000 euros invertidos en valores del Banco Popular y que el obispado ha perdido.     Leer más…


Los comentarios están cerrados.