Inicio Enlaces Contactar Editores Cursos

Inicio » Noticias Breves

Monseñor Roque Paloschi apoya en una carta la creación del Consejo LGBT

Su actitud muestra la valentía de alguien que defiende el diálogo y la fraternidad en un espacio real. Frente a la cultura del odio, somos llamados a promover la cultura de la paz y de la justicia.

El Arzobispo de Porto Velho, Brasil,Monseñor Roque Paloschi, ha sorprendido a la opinión pública con una carta de apoyo a la creación e implantación del Consejo LGBT (Lesbianas, Gays, bisexuales, Travestis, Transexuales y Transgéneros) en el estado de Rondonia, de cuya capital es el actual prelado.

La actitud de Monseñor Paloschi, quetambién es el Presidente del Consejo Indigenista Misionero y forma parte del Consejo Presinodal del Sínodo de la Panamazonia, demuestra la valentía de alguien que, por encima de posible críticas y descalificaciones, inclusive dentro de la propia Iglesia católica, siente la necesidad de crear un “espacio democrático de apoyo y diálogo sobre políticas públicas que favorezca y construya en la sociedad un camino de tolerancia y fraternidad”.

A pesar de ser una postura poco común, la carta del Arzobispo de Porto Velho, se sitúa en la línea del Papa Francisco, quien en 2013, en una rueda de prensa a los periodistas que le acompañaban a su vuelta de la Jornada Mundial de la Juventud en Rio de Janeiro, decía “si una persona es gay, busca a Dios y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo, por caridad, para juzgarla?”. Estas palabras fueron reafirmadas en la Laudato Si, donde dice que la persona homosexual “debe ser respetada en su dignidad y acogida con respeto”, todo ello, para evitar “cualquier marca de injusta discriminación y, particularmente, toda forma de agresión y violencia”.

La postura de la Archidiócesis ha producido una reacción positiva entre los participantes de una manifestación celebrada este último viernes, 4 de mayo, donde los presentes insistían en la importancia de la creación del consejo ante “un momento en que el país vive una fase de reducción de derechos y de restricciones de conquistas democráticas”, como recoge la carta. En ese sentido, el texto resalta que la postura de la Iglesia debe ser “reencender la esperanza y comprometernos cada vez más en la defensa de la vida y de los derechos de las minorías”.

En una sociedad donde el rechazo y condena del diferente se impone como actitud dominante,     Leer más…

Luis Miguel Modino en Religión Digital, 6 de mayo de 2018

 

Los comentarios están cerrados.