Inicio Enlaces Contactar Editores Cursos

Inicio » Colaboraciones

Me desconcierta la gratuita afirmación del cardenal Sebastián de que el independentismo descristianiza

Hilari Raguer, benedictino, en Religión Digital

Un artículo del cardenal Sebastián (“Cataluña querida”, en Vida Nueva, 28-X a 3-XI- 2017) me suscita unas reflexiones que, aunque soy veterano colaborador de la revista, no me han querido publicar, por lo que las expondré por otros canales.

La idea central del cardenal es que el nacionalismo catalán (no habla nunca del nacionalismo español) es algo fomentado artificialmente desde el poder autonómico mediante una escuela y unos medios de comunicación controlados por la Generalitat.  Los nacionalismos peligrosos no son las pequeñas naciones que quieren sobrevivir, sino los grandes estados-naciones que quieren absorber pequeñas naciones de su interior o de su vecindad, como es el caso de Castilla en España o de Serbia en la antigua Yugoslavia.

Cataluña es una nación milenaria, de base no étnica sino cultural, con una identidad cuajada, con un estilo de vida peculiar, con una lengua propia y con un sistema de valores forjado a lo largo de su historia. Cuando en 1940 Himmler visitó Montserrat en busca del Santo Grial, al ver en el museo de prehistoria un sepulcro ibérico con el esqueleto de un hombre muy alto, exclamó: “¡Este hombre es ario! ¡Los catalanes son arios!” El monje que lo acompañaba, y que hablaba el alemán, le contestó: ”Los catalanes no somos arios, ni de ninguna raza, sino mezcla de muchas razas”.

Desde tiempos muy antiguos Cataluña ha sido un corredor de tránsito de pueblos, de invasiones y migraciones, desde Europa a África, desde África a Europa, de la península al Mediterráneo y del Mediterráneo a la península, y este país ha demostrado una gran capacidad de integración a quienes deseaban quedarse en su territorio. Un país crisol. En Cataluña nadie es despreciado por su origen o sus apellidos. Un andaluz de nacimiento, Montilla, ha podido ser elegido presidente de la Generalitat sin el menor reproche a su origen. Leer mas…

 

Los comentarios están cerrados.