Inicio Enlaces Contactar Editores Cursos

Inicio » Colaboraciones

‘Gaudete et Exultate’, la tercera exhortación apostólica del papa Francisco

José M. Vidal

El Papa asegura que el diablo es “un ser personal” y “no un mito, un símbolo o una idea”. Denuncia “las redes de violencia verbal a través de Internet” y los medios que “destrozan la imagen ajena sin piedad”. Reitera que es tan sagrada la vida de los pobres como la del no nacido.

Ser santo no es de raros, sino de personas “de la puerta de al lado”. Tampoco es de personas excepcionales, sino de gente corriente. Lo dice el Papa Franciscoen su nueva exhortación apostólica titulada ‘Gaudete et exsultate’, en la que, además, explica cómo conseguir la santidad: practicando las Bienaventuranzas y luchando contra “el Malo”, es decir el diablo que “no es un mito, una representación, un símbolo, figura o idea”.

Francisco no esconde, desde el principio, que alcanzar la santidad exige “combate y vigilancia” frente a los enemigos del alma clásicos: el mundo, la carne y el demonio. El Papa insiste especialmente en este último, al que llama, siguiendo el Padre nuestro, ’el Malo’ y asegura que el diablo es “un ser personal que nos acosa” y “Jesús nos enseñó pedir cotidianamente esa lineración para que su poder no nos domine”.

Un lucha que afecta también a las propias “inclinaciones agresivas y egocéntricas”, porque también los cristianos pueden formar parte de redes de violencia verbal a través de Internet y de los diversos foros y espacios de intercambio digital”.

Tanto es así que incluso en “medio católicos se pueden perder los límites, se suelen naturalizar la difamación y la calumnia, y parece quedar fuera toda ética y respeto por la fama ajena…se pasa por alto completamente el octavo mandamiento, ‘no levantar falso testimonio ni mentir’, y se destroza la imagen ajena sin piedad”.

Es la tercera exhortación apostólica del Papa Francisco, tras ‘Evangelii gaudium’ y ‘Amoris laetitia’, y las tres lucen en su título la palabra alegría. Una palabra que, junto a la de la misericordia, marca las líneas de fondo del pontificado de Bergoglio. La primera es una especie de programa papal; la segunda, el programa para la familia, y la tercera, le hoja de ruta para toda la Iglesia: promover la santidad y colocarla en el horizonte real de todos los creyentes.

De 42 páginas, ‘Gaudete et exsultate’ está escrito, como todos los documentos de Francisco, en un lenguaje pedagógico, sencillo y asequible. El primer capítulo    Leer más…

Los comentarios están cerrados.