José María Castillo: “No faltan los que anhelan que Francisco se vaya, o desean que se muera”

Se ve rechazado, atacado y hasta odiado por los que siempre han defendido a los papas. La religión, entendida y vivida como lo hicieron los que mataron a Jesús, es incompatible con el Evangelio. Es en el Vaticano mismo, en la Curia de Roma, en un sector de cardenales, obispos y clero, en los grupos más integristas y conservadores, en los más aferrados al clericalismo, en tales ambientes es donde menos se soporta al papa Francisco

Leer más (web Periodista Digital)

Secreto de confesión: entre el perjurio y la excomunión

Australia quiere obligar a los sacerdotes a romper el sigilo sacramental en casos de abusos a menores. España blinda la inviolabilidad del confesionario en los Acuerdos Iglesia-Estado y la Ley de Protección de Datos. El ‘sigilo sacramental’ está protegido en la Unión Europea y Estados Unidos. Un cura sí, puede, en cambio, evitar que se cometa un crimen, aunque lo conozca bajo secreto… pero sin denunciar al culpable.

Leer más (web Periodista Digital)

Carta al papa Francisco de 66 organizaciones cristianas de diferentes países del Mundo

(Entre las 66 organizaciones firmantes figuran 4 españolas: La Asoc. de Teólogos/as Juan XXIII, La Comunidad de Sto. Tomás dde Aquino, Las Religiosas del Sagrado Corazón y las Misioneras Madre Maura. Redacción de RR.CC)Medellín, 1 de septiembre de 2018
Queridísimo Papa Francisco, Obispo de Roma: Lo saludamos con aprecio y agradecimiento desde Medellín, la ciudad donde hace 50 años el Espíritu del Señor inspiró al Episcopado Latinoamericano en su II Asamblea General y de allí brotó una Iglesia con rostro andino, mestizo, negro e indígena. Leer más….

Dinero sucio: la Iglesia capitalista que usa a Viganò para atacar a Francisco

(Cameron Doody).- ¿Cómo es posible que un medio de comunicación de la Iglesia ataque al Papa? Esa es la pregunta que muchos católicos se están haciendo después de que el National Catholic Register, web que pertenece al conglomerado fundado por la Madre Ángelica, EWTN, conspirara con el arzobispo Carlo Maria Viganò para intentar manchar a Francisco con acusaciones de encubrimiento de abusos. Leer más….

 

El ‘EMF paralelo’ de los kikos en Murcia

Religión Digital.- ¿Por qué Argüello y el Camino Neocatecumenal no acompañaron al Papa en Dublín?
(Jesús Bastante).- Los días 25 y 26 de agosto, centenares de miles de familias celebraban en Dublín, junto al Papa Francisco, la gran fiesta de las familias católicas. El Encuentro Mundial de las Familias fue un rotundo éxito, ensombrecido por la telaraña de ‘fake news’ lanzada por Viganò y tentáculos mediáticos afines contra Bergoglio. Sin embargo, alguien no acudió. ¿Por qué? Leer más….

 

Los denunciantes de Barros exigen “condiciones” a la investigación papal en Chile

Quieren confidencialidad y que el resultado de las pesquisas sea público. Claret: “Que se permita hablar por igual a las víctimas de Karadima y a los que tengan que aportar”.

Dos días después de que se conociera que el Papa ha enviado a Chile a Charles J. Scicluna para escuchar a las víctimas de los abusos presuntamente encubiertos por Juan Barros, los denunciantes del obispo de Osorno han puesto condiciones para participar en la investigación vaticana.

Así, el portavoz de la plataforma de Laicos de Osorno, Juan Carlos Claret, anunció que su organización colaborará con el enviado papal “sólo si se cumplen ciertas condiciones”. Claret, que admitió que la noticia “fue una sorpresa”, pues “el Papa había dado por cerrado el asunto cuando primero dijo que todo eran calumnias”.

¿Y cuáles son esas condiciones? “En primer lugar -apuntó Claret-, que haya autonomía del investigador, y que el arzobispo de Malta pueda venir y disentir de lo que el Papa piensa de Barros”. En segundo lugar, añadió, “que el resultado de la investigación se dé a conocer y no quede en un documento en latín guardado en la Ciudad del Vaticano”.

Del mismo modo, Claret reclamó “que se garantice la bilateralidad, de modo que se permita hablar por igual a las víctimas de Karadima y a todos aquellos que puedan aportar algo, para lo cual la visita no tiene que estar pautada de antemano”.

Finalmente, los laicos de Osorno reclamaron la “confidencialidad de los testimonios” de aquellos que quieran declarar bajo el paraguas del anonimato.

Jesús Bastante en Religión Digital, 2 de febrero de 2018

 

 

En lo alto de la picota episcopal

Aumentan las protestas entre el clero de la diócesis de Cádiz contra el obispo Zornoza.

Con fidelidad semántica y reverencial, la relación “obispo” y “picota” no querría expresar otra idea distinta a la necesidad que este segmento de la jerarquía tiene de buscar y situarse en puntos de elevación congruentes para, desde ellos, descubrir y atender lo que pastoralmente precisan los sacerdotes y laicos de sus diócesis. Es posible que la relación aludida coincida, en ocasiones, con la intención con la que, en otros tiempos se encargaban y aplicaban misas”contra malos epíscopos”, con su ritual litúrgico respectivo.

Recientemente en las páginas de RD, se han escrito y descrito situaciones “episcopales” connombres y apellidos “gaditanos”, que merecen profunda consideración pastoral, sobre todo después de haber pasado el tiempo prudencial para su posible desmentido o, en penúltima instancia, hasta para iniciar acciones penales contra los divulgadores de hipotéticas patrañas o fabuladoras mentiras.

Es serio, muy serio, y más en los tiempos “franciscanos” en los que vivimos, que grupos de sacerdotes hagan públicas quejas tan graves contra el obispo, apuntando con veracidad dolorosa, por ejemplo, a que “convierta y trate a la diócesis como si fuera una empresa, denuncie que sus “sacerdotes son poco espirituales, carecen de formación” y los distinga y defina su “baja talla humana”.

Ni a seglares ni a tantos otros sacerdotes de las diócesis cercanas, o lejanas, pueden resultarles medianamente “normales”, las denuncias formuladas por una parte importante de la clerecía gaditana, en cartas personales dirigidas al Papa y al Nuncio de SS. en España. En ellas se describen la “lamentable gestión pastoral y económica de la diócesis, el comportamiento antievangélico del obispo,, su talante de “señorito” andaluz de los de antes, a quien le complace comer y beber abundante y ricamente, con mención vituperable para los doscientos euros de una botella de vino, y otros suculentos detalles, en el restaurante “El Faro”.

La descripción de la presencia y de algunas andanzas episcopales, con inclusión del coche “oficial” y otros particulares “para camuflaje”, organización y participación en peregrinaciones, -léase giras-, sobre todo juveniles, a Fátima, Roma, Tierra Santa y otros destinos, con sus explicables “dispendios y la argumentación bochornosa de que “hago esto porque soy el obispo” y ya está. Con tan “evangelizadora” misión están de acuerdo la veintena de curas importados por él , de otras diócesis y naciones, pero no la mayoría de los 155 de su Cádiz-Ceuta “indígenas a quienes hay que evangelizar”. El desacuerdo adquiere dimensiones monumentales entre el personal de “Cáritas”, y los ceses laborales de algunos de los miembros de tan ejemplar organización.    Leer mas…

Antonio Aradillas en Religión Digital, 5 de febrero de 2018

 

La Iglesia lo tiene claro

José Ignacio Calleja. “Se pelea por dar con su lugar y misión en este momento desconcertante”.

La gente puede pensar que en la Iglesia vivimos ajenos a los cambios del mundo, como si todo sucediera en un teatro de novedades y vanidades que nacen y mueren al compás del telón. O que nos dedicamos a nadar y guardar la ropa, a ver si escampa entre tanta crítica y mala fama como nos alcanzan.

O que andamos desesperados viendo la menguante evolución de las cifras de fieles en los templos y sacramentos. La gente puede pensar todo esto y mil cosas más y no acertaría sino a medias. Y desde luego es más atinado y justo pensar que la Iglesia rumia su tiempo y su destino en él, y lo hace con la pretensión de servir en algo a esa gente y a su vida.

En libertad, con respeto, aprendiendo mucho del día a día entre ellos, pero con calma y empeño. Estoy diciendo lo que en parte es y, obviamente, lo que quiero que sea de forma rotunda y masiva. En todo caso, el mundo, la vida de la gente más sencilla, nos importa sobremanera; tanto que sin entenderla desde dentro, no podemos decir una palabra con sentido.

El Evangelio pensamos que lo tiene todo, pero casi nada es comprensible sin preguntas tomadas de la vida. Es aquello -recuerden- de teníamos las repuestas y nos fallaron las preguntas. Es así. Yo sé que muchos se resistirán a esta idea, pero sin preguntas en el lugar adecuado y justo -desde las victimas y personas más necesitadas- no hay respuestas.

Cuando un grupo cree saber lo que tiene que decir siempre, porque su mensaje es imperecedero y constante, termina repitiendo “a por uvas voy, manzanas traigo”. Esa conexión de las respuestas con las preguntas es inalterable en la condición humana. El profesor, el periodista, el político, los padres, el maestro, todos tienen la misma manera de realizar su existencia: conocer las preguntas más humanas para acertar en las respuestas justas.   Leer mas…

José Ignacio Calleja en Religión Digital, 6 de febrero de 2018